Compartir
Publicidad
Publicidad

La Hora Feliz de los contables

La Hora Feliz de los contables
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Quien más quien menos sabrá lo que es la Hora Feliz o la Happy Hour. Se trata de una practica típicamente anglosajona donde se aplica esa poderosa herramienta de marketing que es el 2x1, en este caso en los bares de copas. Me parece sumamente acertada la denominación por partida doble. Es feliz porque nuestro dinero vale doble en ese momento. Pero, además, se es doblemente feliz porque el trasiego de alcohol se incrementa. Eso por no hablar de la felicidad del dueño del local.

Me sirve este ejemplo para hablar de determinados momentos mágicos, de fechas propicias, de temporadas ideales para acometer algunas acciones. O de mes de las brujas, que diría José Antonio, de Economía Forense, para referirse a diciembre, o más bien de mediados de diciembre a mediados de enero. No se trata de una ocurrencia de José Antonio. Es algo coherente, que en el fondo conocemos y que debemos saber que los demás también conocen. ¿De qué estamos hablando?

Me refiero a que en estas fechas se produce el mayor número de manipulaciones contables/fiscales con el ánimo de recudir nuestra carga impositiva. Se cierra el ejercicio fiscal (o se abre uno nuevo y se quiere preparar el terreno) y se desata la contabilidad creativa, las economía de opción o el fraude grosero, al darnos cuenta de que la que se nos avecina con la Agencia Tributaria. Luego la primera conclusión que podemos extraer es que, si alguien tiene pensado llevar esto a cabo, es mejor que lo haga en otras fechas, pues esas serán las primeras objeto de interés por parte de los chicos de la AEAT.

Otra interesante apreciación que se deriva del artículo y de la experiencia de los Técnicos de Hacienda, es la diferencia a la hora de actuar, en función del tamaño de la empresa. En las empresas pequeñas se trata de práctica más basta, mucho menos depuradas. Fundamentalmente no declarar ingresos y falsear gastos. Pero según ascendemos en el volumen de facturación de la empresa nos encontramos con esto:

Aplicación inadecuada de la ley tributaria para reducir el pago de impuestos.

En resúmen, las grandes empresas recurren a sus despachos de abogados fiscalistas para, aplicar la ley de un modo que les beneficie. El adjetivo de inadecuado es controvertido, pues como ya sabemos este tipo de actuaciones suelen acabar en los Tribunales (me refiero a los de verdad, no al Tribunal Económico Administrativo) y en numerosas ocasiones, acaban sentenciando que esa planificación financiero fiscal es absolutamente correcta. Lo que obliga a su vez a tomar medidas legislativas para tapar esos agujeros normativos.

Vía | Economía Forense

En Pymes y Autónomos | Cómo defraudamos a Hacienda

Imagen | karl5

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio