Publicidad

Hacienda no podrá entrar en la sede social de las empresas solo porque facturan menos que la media

Hacienda no podrá entrar en la sede social de las empresas solo porque facturan menos que la media
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Una de las estrategias antifraude de la Agencia Tributaria consistía en comparar los ingresos medios de los negocios de la zona con los de la empresa que investigaba. Si eran más bajos suponían que podía estar ocultando ventas. Pues bien, según una reciente sentencia del Tribunal Supremo, pendiente todavía de publicar, Hacienda no podrá entrar en la sede social de las empresas solo porque facturan menos que la media.

La mera suposición de que se está cometiendo fraude no avala el registro si no va acompañado de más pruebas o indicios. La Sala afirma que:

la corazonada o presentimiento de la Administración de que, por tributar un contribuyente por debajo de la media del sector le hace incurrir a éste en una especie de presunción iuris et de iure de fraude fiscal, es un dato que por sí mismo no basta, ni para establecer una relación causal o esquema que desemboque en ese fraude –ni siquiera en la presunción de deberes incumplidos, que deberán ser esclarecidos a través del procedimiento correspondiente, con ulterior control judicial-, ni menos aún para anclar en tal circunstancia la necesidad de entrada en el domicilio para el cotejo de datos que respalden o desmientan la sospecha albergada por la Administración

La sala niega la entrada para ver que se encuentra o con fines de prospección. La autorización de entrada tiene que estar avalada por el inicio de un procedimiento de inspección abierto y notificado al obligado tributario, donde se especifique qué periodos se investigan o a qué impuestos afectan.

De esta forma Hacienda podrá iniciar procesos de inspección basado en este contraste de datos, pero no podrá personarse en la sede social de la empresa para ver que encuentra. Lo cierto es que las campañas de cartas avisando simplemente de la apertura de inspección por este motivo, la comparación en la facturación con los negocios similares de alrededor, ha dado muy buenos resultados en los últimos años.

Para muchos negocios es suficiente este aviso para colaborar y facilitar todos los datos que necesiten. Muchos prefieren que la Agencia Tributaria no hurgue más de lo necesario en sus cuentas, esperando que con los datos suministrados si han cometido alguna pequeña infracción se quede ahí el proceso.

De todas formas complicado van a tener para aplicar este método la próxima campaña, donde la facturación de la mayoría de los negocios ha saltado por los aires con la crisis económica y los confinamientos. Ya no será un dato comparativo válido.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios