Ficheros de morosos, cómo ayuda su consulta a reducir los impagos en tu empresa

Ficheros de morosos, cómo ayuda su consulta a reducir los impagos en tu empresa
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Hay un temor generalizado en el sector de la empresa a qué ocurrirá cuando en junio finalice la moratoria concursal. No se espera que vuelva a prorrogarse el plazo, pero si no está publicada la nueva ley concursal todo es posible. Por eso es interesante que las empresas utilicen las herramientas que tienen en su mano para intentar cubrirse ante malos pagadores. Y una de ellas son los ficheros de morosos, que pueden ayudar a reducir impagos en tu empresa.

Para estar incluido en estos ficheros de morosos recoge datos de impago, ya sea de personas físicas o jurídicas, sobre deudas dinerarias, crediticias o financieras. Además, en el contrato firmado nos tienen que informar de forma explícita y clara que puede meternos en un registro de solvencia patrimonial, ya sea directamente a través de un tercero, como puede ser una agencia de recobros.

La información que te ayuda a medir el riesgo

Además, debe tratarse de una deuda cierta, vencida, exigible e impagada, se debe especificar el origen de la deuda y su cuantía y debe haber existido un requerimiento previo de pago. Es decir, si algún cliente o empresa que tenemos aparece en estos ficheros ya se supone que lleva tiempo en una situación, cuando menos complicada y no está respondiendo de sus pagos.

Existen diferentes ficheros de morosos, como ASNEF, RAI, Incired o el mismo CIRBE. Mientras que los dos primeros los suelen consultar las empresas financieras y de crédito para conocer la solvencia de empresas o autónomos que solicitan tarjetas, créditos, etc. el CIRBE, la Central de Información de Riesgos del Banco de España, dispone información de todos los préstamos de importe superior a los 6.000 euros.

No se trata estrictamente de un fichero de morosos, puesto que aparecen todos los créditos, tanto impagados como los que si lo están, pero sirve para cruzar datos de forma eficiente con los otros dos. Más allá de conocer el estado de las finanzas de terceros, también es interesante solicitar al CIRBE el estado financiero de la empresa a efectos de obtener financiación de forma ágil.

Respecto a los diferentes ficheros de empresas podemos solicitar información de empresas con las que vamos a operar. Por lo general, son servicios que tienen un coste asociado, pero a cambio tenemos cierta tranquilidad sobre el historial crediticio de la otra compañía.

Por lo general, se emiten informes de riesgo de estas compañías. No podemos pensar que son 100% efectivos, pero si nos ayudarán a quitarnos alguna operación con algo riesgo de impago que no habíamos detectado, y es aquí donde recuperamos la inversión realizada en este control crediticio.

Imagen | sabinevanerp en Pixabay

Temas
Inicio