Publicidad

Facturar sin ser autónomo porque no llegas al SMI

Facturar sin ser autónomo porque no llegas al SMI
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

Una de las preguntas que se reciben a menudo es : ¿Cómo lo hago si colaboro en X empresa y en Z empresa pero no llego al salario mínimo interprofesional (SMI)? ¿Puedo facturar? ¿Lo debe hacer la empresa a la que presto mis servicios? Es algo que me toca de cerca y a veces, aunque te lo han explicado y lo sabes por activa y pasiva, puede llegar la confusión.

Casi diría que el miedo a estar cometiendo una infracción cuando no es así. Cuando un colaborador freelance no llega al salario mínimo, la empresa debe facturar por él. Ya que la Seguridad Social, exime el alta de autónomo a las personas que cumplan este requisito.

Cuando un colaborador no llega al SMI no es una buena noticia para nadie

Según la Seguridad Social, “autónomo es aquel que realiza de forma habitual, personal y directa una actividad económica lucrativa”, algo que no afecta a los trabajadores esporádicos.

Versión que coincide con los expertos juristas, que afirman que los freelance con ingresos inferiores al salario mínimo interprofesional al año no están obligados a darse de alta como autónomos.

Aunque otro tema sea Hacienda, con la que hay que cumplir de todas formas, también en estos casos.

Elegir el método de facturación como Formación, el lugar ideal para los redactores, formadores, etc.

Al no ser autónomo por no ganar todos los meses una cantidad digna y no facturar, es la empresa la que lo hace por ti por los servicios prestados.

Cuando se habla de facturar como formación se piensa siempre en una clase o una charla, pero en realidad no es solo formación la que entra dentro del epígrafe de Elaboración de obras literarias, artísticas o científicas.

Están exentas de IVA (Articulo 20, UNO 26º Ley 37/1992), pero llevan el IRPF que marca la ley que está en el 15%.

Por lo tanto, si realizas colaboraciones como articulista, diseñador, etcétera y ningún mes llegas al salario mínimo, la empresa puede facturar por ti.Cuando haces la declaración de la renta aparece en la casilla de Rendimientos del trabajo.

En 2019, la cuota de autónomo a la Seguridad Social cuesta, como mínimo, 283,3 euros al mes.Una cantidad que se mantiene intacta independientemente del nivel de ingresos que se obtengan.¿Puede alguien que no alcanza los 900 euros mensuales pagar esa cantidad?

De hecho, el 38,2% de los autónomos escoge la base mínima de cotización (944,4 euros, apenas 44 euros superior al Salario Mínimo Interprofesional) porque no tiene ingresos suficientes, según un informe elaborado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) para Fundación Mapfre.

Imagen|1820796

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir