Compartir
Publicidad

Coticé lo mínimo en mi vida laboral y mi pensión es una miseria

Coticé lo mínimo en mi vida laboral y mi pensión es una miseria
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Durante mi vida laboral coticé lo mínimo en mi vida laboral y mi pensión es una miseria. Esta es la frase que cualquiera que haya conversado con un autónomo jubilado podría escuchar sin ningún problema. Todos sabemos que las pensiones de este colectivo son de las más bajas que hay y una de las razones por las cuales este régimen es el menos deficitario de la Seguridad Social.

Es cierto que como pide algún sindicato de autónomos informar de la pensión que se recibe y los peligros de cotizar lo mínimo sería de ayuda. Pero me temo que aquí es una cuestión a la que muchas veces los autónomos no quieren hacer frente, no quieren ver que la cotización de hoy es la pensión de mañana.

Porque existen dos percepciones distintas. El autónomo piensa que paga mucho de cotización a la Seguridad Social. Quizás porque se compara con un trabajador por cuenta ajena. El ve que tiene que pagar alrededor del 275 euros. Mientras que a un trabajador "solo le quitan el 4,70% de su nómina". Es un error porque la parte más importante de la cotización a la Seguridad Social la paga la empresa.

Es esa última línea que desde hace tiempo la que aparece en las nóminas de coste empresa y la diferencia entre el total devengado lo que se lleva la Seguridad Social en su mayor parte. Y si lo sumamos al descuento del propio trabajador en cualquier salario que esté por encima alrededor de los 1.000 euros para el empleado superará con creces esta cifra de los 275 euros.

Es una cuestión de educación financiera. Lo mimos que no se puede confundir recaudación o facturación con beneficio, no todo lo que tienes en la caja a final del día te lo puedes gastar, hay que pensar que de los beneficios a final de mes se tendría que aplicar un porcentaje similar al de un empleado por cuenta ajena, podemos redondear en un 30%.

La diferencia entre esta cifra y la cuota que pagamos a la Seguridad Social es lo que tendríamos que ahorrar, nunca debería ser liquidez o beneficio. Pongamos que un autónomo ha obtenido un mes de beneficio 1.500 euros, el cálculo sería de 450 euros para la cotización a la Seguridad Social. Si se han ingresado 275, lo que se debería ahorrar serían 175 euros.

Ahora que existe la posibilidad de cambiar hasta cuatro veces de bases de cotización a lo largo del año si no se quiere tener una pensión de miseria sería recomendable ajustar la base a los beneficios o al menos buscar un sistema alternativo de ahorro, pero nunca manejar este dinero como si fuera efectivo que podemos gastar alegremente.

En Pymes y Autónomos | La Seguridad Social mejora sus ingresos en 2018, ¿se acaba el problema de las pensiones?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos