Compartir
Publicidad
Publicidad

Cinco consejos para reducir tu factura fiscal de cara al año que viene

Cinco consejos para reducir tu factura fiscal de cara al año que viene
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Parece que fue ayer cuando estábamos celebrando el inicio de un nuevo año y ahora ya está tocando a su fin. Con noviembre a la vuelta de la esquina, toca afrontar el fin de año con energías renovadas para afrontar las navidades y encarar los últimos momentos del año con ilusión y felicidad.

Sin embargo, el próximo 6 de noviembre marca el segundo plazo de la cuota de la declaración de la renta para todas aquellas personas que les haya salido a pagar. Muchos contribuyentes se prometen que será la última vez que les saldrá a pagar y, ejercicio tras ejercicio, ven como su cuota diferencial vuelve a salir positiva.

Pero, ¿podemos hacer algo para impedirlo? Lo cierto es que sí; estos dos meses pueden servir para encontrar algunos conceptos deducibles nos ayuden a tener que pagar menos IRPF el año que viene. Estos son cinco consejos para hacerlo.

Aportaciones a un plan de pensiones

Las aportaciones a un plan de pensiones son deducibles hasta el límite de 8.000 euros o el 30% de los ingresos del contribuyente. Es sin duda el mejor instrumento para reducir nuestra factura fiscal, ya que puede suponer un ahorro de hasta un 47% en nuestra factura fiscal, en función de nuestra base imponible.

Arrendador de la vivienda

Todos los gastos que realice el arrendador y que estén relacionados con la vivienda arrendada son también deducibles. Estos pueden ser el IBI, la prima del seguro, comunidad, reparaciones o amortización. Además, hay que tener en cuenta que el propietario de la vivienda puede disfrutar de una exención del 60% en la renta del alquiler.

¿Has sufrido alguna pérdida patrimonial? No te olvides de materializarlas

Cualquier inversor que haya liquidado sus inversiones durante este ejercicio, podrá compensar las ganancias obtenidas con las pérdidas materializadas. Por esta razón, y en caso de que tengamos en mente liquidar una inversión que esté acarreando pérdidas en este momento, puede ser un buen momento para hacerlo antes de 2018 para optimizar el pago de impuestos este año.

Deducción por inversión en empresas de nueva o reciente creación

Si invertimos en una nueva empresa, siempre y cuando no supere los tres años de vida, nos podemos deducir en la declaración de la renta un 20% del dinero invertido hasta un máximo de 50.000 euros anuales.

Gastos vinculados a la actividad económica

Todos los gastos vinculados a la actividad económica que realice el autónomo son deducibles en el IRPF. Los más usuales son los consumos de explotación, los sueldos y salarios, la seguridad social a cargo de la empresa, arrendamientos o los servicios profesionales, entre muchos otros.

En Pymes y Autónomos | Siete gastos que son deducibles sin necesidad de disponer de la factura

Imagen | Unsplash

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio