Publicidad

Así quiere apoyar Nueva York al comercio local, una tasa de 3$ por envío online

Así quiere apoyar Nueva York al comercio local, una tasa de 3$ por envío online
Sin comentarios

Uno de los problemas del pequeño comercio es la gran competencia de Internet. Esto está provocando un aumento de vehículos de reparto en las ciudades y generando problemas circulatorios. Pero además muchos reguladores están viendo esta situación como una forma de mejorar sus ingresos. Baste como ejemplo lo que se está planeando en Nueva York, una tasa de 3$ por envío online como una forma de apoyar al comercio local.

Se trata de una propuesta de la Metropolitan Transportation Authority (MTA), que se encuentra sumida en una profunda crisis como una forma de mejorar su financiación. Se calcula que se entregan en Nueva York 1,8 millones de paquetes al día. La tasa se aplicaría para todo aquello que no fueran alimentos o suministros médicos esenciales.

¿Cuánto se podría recaudar con una tasa de tres dólares?

Según Robert Carroll una medida de este tipo puede hacer que la gente reflexione un poco antes de hacer clic y comprar online algo que puede adquirir justo debajo de su casa. Este es el motivo para situar la tasa en tres dólares y no en uno, que no sea más barato que lo que supone un billete de metro.

Es también una forma de proteger al comercio local, no solo por el empleo que genera o la actividad económica que implica para las ciudades, sino también como una esencia de la propia ciudad, de su atractivo y su personalidad. Que al fin y al cabo acaban por atraer también turismo y generar más actividad económica. Nadie va a acudir a un polígono industrial porque allí está la plataforma logística de Amazon. Pero si van a comprar a una tienda típica de la ciudad que lleva años vendiendo lo mismo.

Se estima que se podrían recaudar unos mil millones de dólares al año. Y eso solo en una ciudad. No quiero pensar lo que ocurriría si se implementa en un estado o en todo el país. Un buen pellizco que podría hacer que se replantearan muchas cosas especialmente ahora que muchos Gobiernos andan escasos de liquidez.

También sería una opción para que el comercio online se viera obligado a agrupar los envíos, generando menos residuos para la ciudad que luego hay que reciclar. Pero también menos tráfico rodado y una mayor fluidez al tener menos kilómetros recorridos para hacer lo mismo. Esto supone menos contaminación. A priori parece que son todo ventajas.

No es una tasa finalista para ayudar al pequeño comercio

Pero el dinero recaudado no se destina precisamente al comercio local. A mejorar sus posibilidades de digitalización, a promoción o a crear un gran mercado digital de proximidad. Me temo que es solo una forma de vender una tasa que en último término recae sobre el consumidor. Perjudica sobre todo a aquellos envíos de bajo valor económico.

Habría que tener en cuenta también como afecta dicha tasa, que parece que más pronto que tarde se pondrá en marcha, al empleo que genera el comercio online o a los riders reparten muchas más cosas que comida.

Imagen | cottonbro en Pexels

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios