Compartir
Publicidad

¿Cuánto capital social debe tener mi sociedad?

¿Cuánto capital social debe tener mi sociedad?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las primeras cuestiones que se plantea todo emprendedor al iniciar su actividad es determinar cuánto capital social debe tener su sociedad. La cuestión no es baladí, ya que aunque la Ley de Sociedades de Capital establece un capital mínimo en función del tipo de empresa, lo cierto es que en muchos casos, se recomienda que los fondos propios iniciales sean superiores a esa cifra.

Cuanto mayor sea el capital social inicial, mayor será la solvencia de la empresa, porque también será mayor el patrimonio. Esta opción es bien vista por los acreedores y los bancos, que confiarán más en una empresa saneada que en una empresa con deuda. Sin embargo, esta ventaja no suele ser valorada por muchos empresarios, en ocasiones debido en muchas ocasiones a falta de fondos para comenzar el negocio.

Ahora bien, un capital social elevado no siempre tiene por qué ser positivo para el negocio. No hay que olvidar que la responsabilidad de los socios se limita al capital desembolsado, de modo que cuanto mayor sea este, mayor será la cuantía de la que tendrán que responder los socios y administradores con respecto a sus acreedores. Además, un capital social elevado reduce la rentabilidad de la empresa por el bajo apalancamiento.

Como bien reza el dicho, en el equilibrio está la virtud. En una sociedad de responsabilidad limitada, el desembolso mínimo es de unos 3.000 €, y en las sociedades anónimas este capital se eleva hasta los 60.000 €. Este capital garantiza que la sociedad va a tener una cierta solvencia sin menoscabo de la rentabilidad, aunque puede parecer insuficiente en algunos supuestos.

En líneas generales, tanto a los administradores como a los socios les interesará una cifra de capital social baja, mientras que los acreedores tendrán tanto mayor confianza en nuestra empresa cuanta más capitalizada esté. Aunque no hay que olvidar que siempre podemos aportar ciertos bienes como aportaciones en especie, como equipamientos informáticos.

Imagen | adrperez

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio