Compartir
Publicidad
Publicidad

Toma de decisiones: cuidado con "year of the cat"

Guardar
1 Comentarios
Publicidad


Los fieles del lugar sabeis que me gusta recurrir a la música cada dos por tres, para muchos de mis posts, para destacar su capacidad automotivadora, reflexiva o como base para muchos de mis posts, partiendo de las letras de muchos temas.

El autónomo, ese que trabaja solo, que no cuenta con un equipo empresarial en donde apoyar su hombro cuando los problemas aprietan o cuando se encuentra frente una toma de decisiones complejas se puede encontrar con el año del gato. “Year of the cat” es el punto en donde cambiamos de idea y perdemos el rumbo de nuestros objetivos por una perturbación extraña a nuestra empresa.

En multitud de ocasiones nos podemos encontrar con una decisión compleja en donde tenemos que escoger una opción u otra. Los negocios no pueden admitir interferencias externas que nos desvíen sustancialmente de nuestra estrategia principal.

Os recomiendo una reflexión sobre todos aquellos puntos que nos pueden desviar de nuestro camino a seguir para conseguir nuestro objetivo final. En el caso de Year of the cat, al protagonista de la canción se le cruzó una chica que le hizo perderse una gira por pasar la noche con ella.

En los negocios hay que evaluar las decisiones y beneficios a corto plazo frente a las pérdidas futuras. En demasiadas ocasiones nos encadilamos por un beneficio efímero, cortoplacista pero que puede poner en serio peligro la supervivencia futura de la empresa.

Determinar esos puntos peligrosos forman parte de la dirección de nuestra empresa y no perderemos nunca la perspectiva de nuestro negocio si tenemos definido nuestro objetivo en el futuro y la estrategia que tenemos que seguir para conseguirlo.

Más Información | Year of the cat – Wikipedia
Vídeo | Youtube
En Pymes y Autónomos | Soy autónomo y sobreviviré, ¿Tenemos un plan B? mi empresa no cumple sus objetivos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio