Compartir
Publicidad

Los touch-points del turismo, la prueba de fuego

Los touch-points del turismo, la prueba de fuego
0 Comentarios
Publicidad

Todos los medios de comunicación se hacen eco de las magníficas cifras del turismo de este verano, bien por la situación económica de España o por su estabilidad frente a otros destinos más comprometidos e inciertos (Egipto y Turquía por ejemplo), sea por el motivo que sea, cada vez el turista está más informado y tiene acceso a mayor información por lo que tenemos que generar una experiencia de compra que incremente el valor del servicio y dote al intercambio de un valor añadido emocional.

Retos del sector

Tras las positivas cifras se esconden varios retos: el turismo de interior sigue en horas bajas, el empleo no se recupera y crece la estacionalidad, ya que la actividad se concentra más en la temporada alta.

Pese a la mayor tasa de ocupación todos los empresarios turísticos parecen coincidir en que, con la experiencia de anteriores años en los que han visto cómo atienden cada vez a más visitantes con menos plantilla, la incorporación de una nueva nómina es algo que pesa, quizá excesos anteriores traen la contracción actual, como dato positivo: La productividad se ha disparado.

Experiencia de compra

La situación económica nos lleva a racionalizar la entrega del servicio y la decisión de compra por lo que aspectos denominados "experienciales" deben llevarnos a inclinar la balanza a nuestro favor, quién entienda esto, tiene muchas probabilidades de llevarse el gato al agua, ya que a fin de cuentas, cuando alguien quiere gastarse su dinero lo que pretende es obtener una satisfacción máxima que no sólo superes sus expectativas sino que además le brinde un momento de cierta felicidad, máxime en época estival.

Este enfoque no debe ser privativo de grandes compañías, sino que debe ser aplicado por cualquier organización, en especial las pymes que deben conseguir luchar con menos recursos y tienen mayores probabilidades de que el vínculo emocional se consiga y se blinde sin grandes inversiones o complicadas acciones de dudoso retorno, simplemente atendiendo a los "touch-points" o la milla final como lo he denominado en anteriores post.

Cuando alguien está disfrutando de sus vacaciones lo que busca es algo más...

En Pymes y Autónomos | Todos representamos a la empresa en la milla final Imagen | Ronald Saunders

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio