Compartir
Publicidad

Crear una empresa atractiva

Crear una empresa atractiva
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muchos de los esfuerzos de las pequeñas empresas están encaminadas a hacer atractivos los productos o servicios que lanzan al mercado. Parte de su estategia se basa en la ventaja competitiva que parte del producto y la introducción del mismo en su mercado natural. Esa misma estrategia es la que se sigue a la hora de captar recursos, al inversor o incluso a los trabajadores y colaboradores se les intenta atraer por las posibilidades de éxito que pueden tener en el mercado esos productos o servicios.

Sin embargo la estrategia para la captación de fondos y de talento para las organizaciones pequeñas ha de comprender también otro aspecto, el de ser una empresa atractiva para invertir o para trabajar en ella. Ya hemos hablado en otras ocasiones de la necesidad de aportar a los inversores algo más que números y de la importancia de las personas que van a intervenir en el desarrollo del negocio. La otra cuestión es, con pocos medios, ¿cómo atraer al talento?

Puede parecer que en el momento actual, donde hay mas trabajadores que puestos a cubrir, no debe resultar complicado contratar a buenos profesionales que puedan cubrir los puestos que necesitamos en nuestra organización. Sin embargo no es tan fácil encontar a las personas idoneas y, además, debemos de contar con la posibilidad de que no les interese lo que les estamos ofreciendo.

A priori puede parecer que podemos necesitar recursos económicos para captar a los recusos humanos idóneos y necesitamos formar un buen equipo para que el proyecto sea atractivo para que los inversores apuesten por él. Evidentemente para captar el talento para nuestra organización y ante una clara limitación económica debemos recurrir a crear una empresa atractiva a todos los niveles.

Actualmente muchos buenos profesionales no sólo valoran el dinero a la hora de decantarse por una oferta, esa situación es la que se debe aprovechar. Crear unas condiciones laborales extra-económicas que complementen la oferta es la mejor solución: políticas de conciliación de vida laboral y familiar, teletrabajo, perspectivas de promoción, etc. El hecho de incentivar al trabajador (o colaborador) con otras cosas además del dinero puede ser un importante refuerzo.

Por supuesto no se trata de crear falsas expectativas y sí de transmitir cuáles son los objetivos de la empresa y por qué, igual que el empresario ha apostado por ella, merece la pena subirse al barco.

Es labor del empresario trabajar estos aspectos, hacer que la empresa sea atractiva para los de fuera por lo que hace y para los de dentro por cómo lo hace. La captación y la retención del talento dentro de nuestra organización es un factor fundamental, sobre todo si hay cosas tanto o más importantes que el talonario (principalmente cuando no se tiene).

En Pymes y Autónomos | ¿Es necesaria la oficina? Imagen | rcio Cabral de Moura

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio