Compartir
Publicidad

Tengo una notificación de inspección fiscal, ¿qué hago?

Tengo una notificación de inspección fiscal, ¿qué hago?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Lo primero a tener en cuenta al inicio de un proceso de inspección por parte de la agencia tributaria es el alcance de dicha inspección fiscal. La comprobación tributaria puede ser parcial o general. En caso de que no especifique nada, las comprobaciones serán de carácter general.

Una inspección parcial se produce cuando no afecte a la totalidad de los elementos de la obligación tributaria en el periodo objeto de la comprobación, por ejemplo una comprobación de la declaración de la renta que se limita a la imputación de renta inmobiliaria.

La inspección general es normalmente la más practicada por la autoridad tributaria, por ejemplo recibir una notificación de inicio de comprobación de la declaración del Impuesto sobre Sociedades de un periodo completo, sin indicación expresa, se entiende que el alcance será general, pudiéndose revisar el contenido completo de dicho impuesto. Se regula en el artículo 148.3 LGT.

Si se desea el obligado tributario, en caso de encontrarse inmerso en un proceso de comprobación parcial, puede solicitar el carácter general del mismo, de este modo la propuesta de liquidación que emita la inspección tendrá carácter definitivo respecto a los tributos y periodos comprobados, impidiendo su comprobación futura.

A revisar antes de la inspección

Para no llevarnos sorpresas es preciso y recomendable seguir los siguientes pasos cuando recibimos una notificación de inicio de actuación de comprobación:

  • Verificar la situación fiscal y la documentación contable
  • Revisar las principales operaciones, con mayor montante
  • Preparar la documentación a entregar
  • Revisar las diligencias de la inspección

Siguiendo estos puntos, comprobamos al riesgo que nos enfrentamos previamente. La mayoría de los casos de inspección se producen por operaciones de cantidades altas, revisarlas (facturación y formas de pago) es fundamental. Los inspectores agradecen la facilidad del contribuyente y puntualidad a la hora de entregar una documentación de forma clara y concisa. Y ten en cuenta la motivación de la inspección, lo que generó el proceso de inspección, no desvíes la atención. Por ultimo la diligencia puede ser un aliado en el futuro pues puede invocarse como defensa y prueba en recursos ulteriores.

En Pymes y Autónomos | ¿Preparados? Hacienda puede llamar a vuestra puerta Imagen | sauceb

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio