Por qué los mayores de 55 años ven una oportunidad de éxito como autónomos tras perder su trabajo

Por qué los mayores de 55 años ven una oportunidad de éxito  como autónomos tras perder su trabajo
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

El edadismo es problemático en el mercado laboral en España. Se trata de un término acuñado por Robert Butler en la década de los 60 para  referirse a los estereotipos y prejuicios existentes en relación a la  edad y a la hora de contratar a alguien se manifiesta despreciando su candidatura. Y por eso quedarse sin empleo a medida que cumples años es problemático. Pero también los mayores de 55 años ven una oportunidad de éxito  como autónomos tras perder su trabajo.

Esta falta de oportunidades laborales en la empresa, de ver como se cierran las puertas de puestos de trabajo donde podrían desarrollar su labor profesional de forma eficiente es un problema. No todo el mundo está preparado para pasar de trabajar por cuenta ajena a ser autónomo. Y no es un camino fácil.

Un paso muy meditado

Pero precisamente por la experiencia que acumulan estos trabajadores su salto al RETA es mucho más consciente. Saben lo que supone ser autónomo, porque llevan ya el tiempo suficiente en el mercado laboral para tener claros pros y contras.

Además en muchos casos saben que pueden utilizar su indemnización por despido, capitalizar el paro y tienen la financiación necesaria para comenzar. Una oportunidad que algunos llevaban tiempo esperando porque en muchos casos el proyecto o el negocio que empiezan lo llevan madurando desde hace tiempo.

Un emprendimiento muy meditado y consciente de riesgos

Esta cuestión es importante para lograr el éxito. A muchos trabajadores les frena la seguridad de tener una nómina. Pero una vez que han perdido su trabajo lo tienen bastante claro. La tarifa plana también es un incentivo para comenzar.

Además se suma que a medida que han cumplido años muchos de ellos tienen menos obligaciones familiares y unas finanzas personales más consolidadas, con hipotecas pagadas, menos deudas, etc. por lo que asumir el riesgo de ser autónomos no lo ven como un salto al vacío.

En otros casos, lo que les impulsa a establecerse por su cuenta son sus propios clientes. Llevan años tratándolos dentro de una empresa y ahora tienen la experiencia y conocimientos necesarios como para ofrecer sus servicios, su asesoría y venderles lo mismo que han hecho toda la vida., pero en su propio negocio.

Hacia un futuro mejor

Por último, un aspecto clave es cómo dibujan su futuro en caso de tener éxito. La perspectiva laboral de sus últimos años de carrera profesional suele ser mucho mejor en los negocios que han iniciado como autónomos que trabajando por cuenta ajena si logran el éxito.

Esta es la clave, porque si al final no sale bien, normalmente saben retirarse a tiempo y buscar de nuevo su oportunidad en la empresa. Son muy conscientes del esfuerzo, pero también de qué tipo de recompensa buscan, vivir mejor.

Temas
Inicio