Publicidad

Los problemas hay que enfrentarlos cuando vienen

Los problemas hay que enfrentarlos cuando vienen
Sin comentarios

Publicidad

En el día a día de nuestra vida profesional, tenemos que enfrentarnos a determinados imprevistos y problemas, que requieren de una toma de decisiones ágil y precisa, ya que suelen suceder con urgencia y son bastante caprichosos porque suceden cuando parecemos estar menos predispuestos.

Así es que en muchas ocasiones no respectan nuestras horas de descanso, ni la comida, ni el fin de semana, y ni tan siquiera nuestras vacaciones, lo que nos llevará a estar siempre un poco 'alerta'. Esta preocupación, en ocasiones se lleva hasta el límite, buscando destinos turísticos no muy alejados del domicilio social de la empresa o del cliente, el acarrear con nosotros parte de nuestro equipo informático, etcétera.

El problema que tiene este alerta constante es que nunca descansaremos, ni desconectaremos, y lo peor de todo, que emplearemos un tiempo y un esfuerzo innecesario al tratar de pensar en la solución más conveniente sin conocer el problema que puede suceder, ni cuando sucederá este.

Por tanto, lo más interesante es aprovechar el tiempo de la manera más eficiente, intentando descansar siempre que se pueda, y emplear todas las energías y recursos necesarios cuando realmente aparezca un problema que requiera nuestra atención.

En Pymes y Autónomos | ¿Debemos ver la deslocalización empresarial como algo negativo? Imagen | Leo Reynolds

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir