Compartir
Publicidad
Publicidad

Avión o tren para nuestros desplazamientos de negocios

Avión o tren para nuestros desplazamientos de negocios
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El que firma siempre ha sido un amante de los aviones y de los largos viajes en avión, pero más allá de sentimentalismos y de preferencias personales, ¿cual es el mejor medio para desplazarnos en nuestros viajes de negocios?

La respuesta a priori es fácil, no solo es la mejor sino que muchas veces es la única forma real de viajar posible y en los casos en los que incluso las alternativas de transporte existente al transporte aéreo son viables, por lo general el transporte aéreo es la forma más rápida, cómoda y habitual de viajar, pero existe una excepción que todo indica que se va a ir acrecentando, la media distancia.

A ver, si por corta distancia entendemos aquellas localidades cercanas o próximas a nuestro lugar de residencia o trabajo, en un radio de unos 300 o 400 kilómetros y sobreentendemos que en estos casos el avión casi nunca es viable ni una buena opción y por el reverso nos encontramos con aquellos trayectos de larga distancia que diremos superan los 900-1200 kilómetros, en los que damos por supuesto que el avión es la única opción viable, nos encontramos que entre medio existe una franja de viaje que es interesante saber qué hacemos con ella.

Hace tan solo una década hubiésemos dicho que en estos casos y para quien no le gustaba conducir o el (lento) tren de entonces el avión era la mejor opción, hoy aun y gracias al gran desarrollo de estas rutas aéreas más comerciales y las no tan comerciales pero cubiertas excelentemente por rutas regionales o de media distancia la opción aérea sigue siendo la destacada, pero la gran duda nos surge en aquellas rutas donde en la actualidad compiten por igual el avión y el tren de alta velocidad o similar.

En estos últimos casos la opción ya esta mas dividida, las opciones casi son a gusto del consumidor y las ventajas que nos ofrecen unos, son las desventajas del otro. Así pues hoy en día rutas como Barcelona-Madrid, Sevilla-Madrid, Barcelona-Valencia y todas las demás donde los trenes ya no son borregueros y las opciones aéreas son buenas la opción se hace difícil.

Por ejemplo, diremos que en el caso del puente aéreo Barcelona-Madrid y su competencia con el AVE es fratricida, los tiempos para situarnos entre una y otra ciudad son prácticamente los mismos (si contamos con llegar al centro de las respectivas ciudades), parece ser que el avión sigue ganando por ejemplo en frecuencias, pero por el contrario el tren nos aporta más comodidad quitando tiempos muertos de trabajo que en el tren (al contrario que en el avión) podemos aprovechar, además de mayor comodidad y rapidez en el embarque.

Otro tema son las ventajas que por ser fieles de una u otra opción obtendremos como viajeros frecuentes, pero eso ya es tema para otro artículo, como otro tema es lógicamente la alternativa al tren y al avión, la videoconferencia como medio de ahorro en determinados tipos de viajes, mejor dicho de “no viajes” para ahorrar en viajes de empresa

En fin, la elección será a gusto del consumidor, personalmente seguiré siendo fiel viajero de las compañías aéreas, compaginándolo con trenes de alta velocidad o afines siempre que por las condiciones particulares de mi viaje esa alternativa me sea más favorable, ¿con cuál se queda usted?

En Pymes y autónomos | Ahorra en viajes de empresa con las videoconferencias
Imagen | t_abdelmoumen

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio