13 medidas para reforzar el compromiso de los empleados que no tienen que ver con el salario
Consejos prácticos

13 medidas para reforzar el compromiso de los empleados que no tienen que ver con el salario

HOY SE HABLA DE

Para que una empresa funcione es fundamental que cuente con un equipo humano detrás que esté alineado con los objetivos fijados. Por eso es imprescindible contar con la fidelidad de los empleados para que todo funcione correctamente. Vamos a ver 13 medidas para reforzar el compromiso de los empleados que no tienen que ver con el salario.

Se trata de que cada uno de lo mejor de sí mismo, pero a la vez apoye y ayude a sus compañeros o responsables, haciendo que la suma de cada una de las partes sea mejor en conjunto que de forma individual. Y para ello se tiene que cuidar de estos empleados que ayudan a mantener una productividad alta en la organización.

Por supuesto un buen salario ayuda, que esté por encima de la media del sector. Pero no es la única medida. Ni siquiera puede que la más importante para que el empleado se sienta a gusto y comprometido con su empresa.

1. Crea un buen ambiente laboral

He decidido ponerlo en primer lugar porque es uno de los aspectos más complicados de conseguir. No tenemos una fórmula matemática que aplicamos y logramos un buen ambiente laboral. Y además es muy complicado de mantener a lo largo del tiempo, especialmente cuando hay picos de trabajo.

Pero es algo que se nota mucho cuando se entra en una empresa. Se ve si hay o no buen ambiente, si la gente está contenta o están quemados. Pero sobre todo ayuda mucho a manejar el día a día en la empresa, porque si ocurre lo contrario acudir al trabajo se convierte en una losa insoportable.

2. Mejora la comunicación interna de objetivos,  también con números

Una buena comunicación ayuda a que todo el mundo reme en la misma dirección. Hay veces en las que una mala comunicación acaba por crear problemas donde no existen.

También es necesario comunicar no solo objetivos o valores genéricos de la empresa. Cuantificar es importante. Que los empleados sepan cómo va la empresas, cuáles son sus objetivos y en qué punto están para lograrlos o no. Aquí es importante si existen o no bonus por lograr dichos objetivos.

3. Reconoce y felicita a los empleados por sus logros

Pero no se trata solo de dinero. En muchos casos solo se piden explicaciones a los empleados cuando algo ha salido mal. Y en la mayoría de los casos, donde se han realizado diversos proyectos con éxito, no se reconoce o no se felicita a los empleados. A todo el mundo le gusta que le den una palmadita en la espalda de vez en cuando.

4. Aprende a delegar y empodera a los empleados

Otra forma de reconocimiento para los trabajadores es delegar en ellos las decisiones en un proyecto. Se trata de empoderarlos y permitir cierta autonomía que ayuda mucho a ganar confianza. Esto es algo complicado al principio, pero una vez que llevamos cierto tiempo en una empresa debería ser lo normal.

Confiar en los trabajadores de la empresa también pasa por darles autonomía para decidir en los proyectos que llevan

5. Escucha activa

Esta es una cuestión crucial para mejorar la comunicación. Es una cuestión en la que se pone mucho acento cuando se trata de tratar con clientes, pero no se le da el énfasis necesario para cuestiones internas de comunicación.

No solo se trata de escuchar lo que nos dicen, sino de entender lo que nos dicen y ponernos también en el lugar de los demás. Y esto se tiene que realizar por ambas partes, tanto los empleados como responsables en la empresa.

6. Introduce medidas para flexibilizar horarios

Trabajamos para vivir, a ser posible, vivir mejor. Y muchas veces nuestra vida se complica sobremanera por cuestiones ajenas al trabajo, pero que por un motivo u otro nos hacen tener un nivel de estrés muy elevado.

Introducir medidas para flexibilizar los horarios, que exista cierto margen para entrar o salir más tarde, bancos de horas para utilizar para diferentes cuestiones personales o facilitar el teletrabajo en determinados momentos ayudan mucho a los trabajadores. Y les hace sentirse más cuidados por la empresa.

7. Preocúpate por tus empleados más allá de los aspectos laborales

Pero cuidar de los miembros de un equipo va más allá de facilitarles la vida. Hay que mostrar cierta empatía, interesarse por las personas, sin llegar a ser invasivos en su vida privada. Esto también sirve para que el trabajador se sienta cuidado por la empresa.

8. Crecimiento interno en la empresa

Más allá de las palmadas en la espalda o el reconocimiento, las posibilidades de crecimiento interno en la empresa siempre ayudan a reforzar el compromiso de los empleados. Es algo que beneficia a ambos, por un lado, el puesto a cubrir lo ocupa una persona que ya conoce la cultura de la empresa y que se adapta muy rápido.

Por otro lado, los empleados ven que tienen posibilidades de crecer dentro de la empresa, sin necesidad de buscar en otros lugares las oportunidades de desarrollo profesional que podemos tener en la organización en la que ya estamos.

No es habitual en España, pero si en Estados Unidos, especialmente en las empresas de ámbito tecnológico, permitir que los trabajadores dediquen una serie de horas para desarrollar proyectos personales, de los que en muchos casos si tienen éxito se acaba beneficiando también la propia empresa.

9. Planes de formación a medio plazo

Relacionado con lo anterior, una de las fórmulas de mejorar profesionalmente es la formación. Que la empresa nos facilite planes de formación, que nos ayuden a ser mejores profesionales, pero también para un desarrollo personal.

Hay formaciones muy relacionadas con el día a día del trabajo que realizamos y otras que no lo son tanto, pero que nos ayudan a trabajar mejor. Últimamente se están realizando formaciones que tienen que ver con el ámbito emocional, para ayudar a manejar diferentes situaciones en la vida, también en el trabajo, que nos ayudan a soportar mejor la presión y el estrés.

10. Promueve alguna actividad social, dentro o fuera del horario laboral

Convivimos muchas horas a la semana, al mes y al año con las mismas personas en la empresa. Pero es el ámbito laboral. A veces salir de la empresa y realizar alguna actividad juntos ayuda a facilitar y mejorar esta convivencia. Pueden ser unas cañas, puede ser un día de convivencia o trabajo en equipo.

Pero también dentro del horario laboral existen momentos más distendidos, aprovechando alguna ocasión como puede ser el algún momento de celebración para reunirnos de forma más informal, donde se hablan temas que no tienen que ver estrictamente con el trabajo.

11. Integra a las nuevas incorporaciones en la empresa de forma correcta

Uno de los aspectos importantes es cuidar a los nuevos compañeros que se incorporan. Trazar un itinerario que les facilite y acorte la curva de aprendizaje, pero que a la vez permita sentirse acogidos y protegidos hasta que adquieran las habilidades necesarias para desarrollar solos su trabajo.

Por otro lado, ayuda a que los mentores de estos nuevos empleados no se quemen porque al poco tiempo de empezar han abandonado y tiene que llegar otra persona para empezar de nuevo con la formación.

12. La política de retenciones de los empleados

Igual que tenemos nuevas incorporaciones, hay empleados que buscan cambiar de aires. Y es importante tener una política de retenciones, que no necesariamente tiene que pasar por mejorar el salario.

Una reunión para intentar convencerlos de que se queden, de mostrar interés por mantenerlos dentro de nuestra empresa, siempre que exista dicha posibilidad.

13. Bonus track: Conseguir ser una pequeña familia en  la empresa

Todos los aspectos anteriores acaban por confluir en una comunión virtuosa que hace que las empresas que lo consiguen sean como una pequeña familia. Y supone una palanca importante cuando las cosas van bien, pero más todavía cuando se ponen cuesta arriba.

Imagen | jackmac34 en Pixabay

Temas
Inicio