Publicidad

Planes de pensiones o fondos de inversión: ¿qué producto es mejor para planificar mi jubilación?

Planes de pensiones o fondos de inversión: ¿qué producto es mejor para planificar mi jubilación?
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Ante la difícil situación que vive el sistema de pensiones en la actualidad y todas las reformas realizadas que únicamente han conducido a un recorte de derechos a los cotizantes actuales en su futura jubilación, cada vez son más los trabajadores que se preguntan cómo complementar las pensiones públicas con ahorro privado.

Guardar el dinero debajo del colchón ya no es una alternativa; la inflación se come buena parte de nuestros ahorros, y más a largo plazo. Por eso, muchas personas han decidido contratar un instrumento para obtener un capital a largo plazo y, de este modo, evitar los efectos nocivos de este coco llamado inflación.

Los más conocidos y relevantes son los fondos de inversión y los planes de pensiones. Pero, ¿qué es mejor? Estas son las ventajas e inconvenientes de cada uno de ellos.

Ventajas e inconvenientes de los planes de pensiones

Los planes de pensiones son productos de previsión social individual pensados para nuestra jubilación. Su mayor ventaja es su incentivo fiscal: todas las aportaciones realizadas a lo largo del ejercicio son deducibles en el IRPF, hasta un máximo de 8000 € con el límite del 30 % de los rendimientos netos del trabajo y actividades económicas del contribuyente. Además, es posible traspasar los derechos consolidados de un plan de pensiones a otro sin peaje fiscal.

Además, son productos pensados para nuestra jubilación. No es posible retirar el capital hasta ese momento, salvo supuestos muy concretos, como una invalidez permanente acreditada, desempleo de larga duración, desahucios o a los 10 años desde la primera aportación.

El mayor inconveniente es su rescate. Tendremos que pagar el IRPF correspondiente a los rendimientos del trabajo, que son mayores que los tipos correspondientes para el ahorro, que pueden oscilar entre un 19 y un 45%.

Además, los planes de pensiones no son instrumentos que estén muy desarrollados en España. Esto se refleja en sus pobres rentabilidades a largo plazo. En 2018, la rentabilidad media de estos productos fue del 2,11 % anual a 15 años (entre el 2003 y el 2018), según datos de Inverco.

Ventajas e inconvenientes de los fondos de inversión

Los fondos de inversión son productos con mayor liquidez. Se puede reembolsar parte o la totalidad del capital en unos pocos días hábiles. No obstante, esto puede verse también como un inconveniente, porque en algunos casos puede impedirnos ahorrar a más largo plazo.

La fiscalidad de los fondos de inversión en el momento del reembolso es más ventajosa. Tan solo tributan las plusvalías y a los tipos correspondientes del ahorro, que oscilan entre un 19 y un 23%. Además, al igual que los planes de pensiones los traspasos entre fondos de inversión no tienen ningún tipo de peaje fiscal.

Además de ello, son instrumentos más desarrollados que los planes de pensiones. La variedad de instrumentos de este tipo es mucho mayor, aunque la rentabilidad de los fondos de renta variable es ligeramente inferior, de un 2,91% anualizado a 15 años, según Inverco.

Qué es mejor

Evidentemente, los planes de pensiones son productos pensados para la jubilación. Por eso, en muchos casos, son productos ideales para trabajadores que desean obtener un capital para su futura jubilación.

Sin embargo, los fondos de inversión se han convertido en una alternativa a ellos, especialmente porque existe mucha más variedad de los mismos y porque su fiscalidad es más atractiva, especialmente en el momento del reembolso.

En cualquier caso, la decisión depende de nuestras circunstancias y, sobre todo, de nuestras necesidades de liquidez.

Imagen | Image by Nattanan Kanchanaprat from Pixabay

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir