Publicidad

No mezcles tus finanzas personales y profesionales: la importancia de tener las cuentas bien separadas

No mezcles tus finanzas personales y profesionales: la importancia de tener las cuentas bien separadas
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

En el día a día de cualquier trabajador, estamos separando continuamente la vida laboral con la vida profesional. No solemos hablar con nuestra familia de lo que ha ocurrido en el trabajo, los descansos con nuestros compañeros se utilizan para comentar la noticia del día e incluso tenemos habitaciones separadas en nuestra vivienda para trabajar.

Sin embargo, a nivel financiero, esta máxima no siempre se cumple. Uno de los errores más habituales que cometen los autónomos en su día a día es utilizar la misma cuenta corriente que tienen para sus necesidades personales de manera profesional. Un tremendo error que puede llegar a poner en jaque nuestras propias finanzas domésticas.

En una cuenta profesional están (o deberían estar) domiciliados todos los impuestos y cotizaciones que el autónomo paga en su día a día. Tengamos en cuenta que trimestralmente hay que liquidar el IVA, que todos los meses llega el cargo de la Seguridad Social y que también tenemos que pagar el IRPF a través de la declaración de la renta.

Es necesario que esta cuenta tenga fondos suficientes para afrontar todos estos gastos con ciertas garantías, pero una cuenta única para negocios te facilitará todas las gestiones con la Agencia Tributaria.

Una cuenta única para negocios permite, además, poder identificar más fácilmente las compras y los gastos deducibles a la actividad, especialmente las comisiones bancarias, que son más fáciles de buscar entre la maraña de gastos personales que todos tenemos en nuestro día a día. Evitarás mezclar gastos personales con los profesionales.

Por último, podrás beneficiarte de algunas ventajas que tienen las cuentas para autónomos, que normalmente son similares a los de una cuenta nómina.

Por todas estas razones, aunque tengas poca actividad, es importante tener separadas las cuentas personales con las cuentas de negocios. Te ayudará a controlarte, a evitar gastar un remanente en cuenta que podrías necesitar para afrontar futuros pagos y a identificar más fácilmente los gastos afectos a tu actividad.

Imagen | stevepb

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir