Compartir
Publicidad
Publicidad

Financiación, más allá de los bancos

Financiación, más allá de los bancos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno de los problema más graves para las empresas en los últimos tiempos es el cierre del crédito por parte de las entidades bancarias, este cierre en la concesión de créditos ha perjudicado gravemente y especialmente a las pymes y los autónomos, ¿hay luz después de todo ello?.

Primero hemos de ser conscientes de que etapas de crisis hemos vivido cíclicamente a lo largo de la historia y las seguiremos viviendo, ello es inevitable, ahora bien si una cosa quedara indeleble una vez superada esta crisis es la modificación de nuestro acceso al crédito, el crédito volverá a fluir, pero hemos de mentalizarnos que ya nunca volverá a ser como antes del estallido financiero que nos ha llevado a esta situación.

Todo ello debe llevarnos a valorar otras vías de financiación, vías de otra índole como pueden ser los refuerzos de financiación de entidades públicas como pueden ser en el caso español entidades como el ICO, pero yo pondría el punto de mira más hacia otro lugar, hacia el mal llamado capital riesgo (¿riesgo?), este sistema de financiamiento si bien no podrá absorber todas las necesidades de financiación ni esa es su función si que es un buen sistema complementario.

Y muchos de los lectores o lectoras de este articulo se preguntaran: ¿y porque el ICO o bien el capital riesgo se vuelven opciones alternativas o complementarias de financiación?, pues bien, por dos motivos bien distintos:

Por una parte el ICO se torna indispensable y tiene que tener un papel más relevante en el panorama financiero pues tiene la misión de actuar como una especie de banca pública, no es necesario que nacionalicemos ningún banco ni que creemos un banco público, el ICO puede ser un buen instrumento de servicio público que deberá llegar allá donde no llegue la banca tradicional, tema aparte es si esta participación debe de ser directa o bien como garante (y en que parte) ante la banca tradicional, el firmante apuesta por el modelo de “banca directa”, sin intermediación bancaria, pues facilitaría y mucho la gestión crediticia.

Por el contrario el “capital riesgo” debe de tener un papel relevante pero completamente opuesto, es decir, en este caso hablamos de un complemento puramente privado, con un interés privado y que debe de servir para complementar la financiación de aquellos proyectos sólidos e innovadores que la banca tradicional da la espalda y que en su seno encuentra una buena opción de crecimiento, debe de ser el autentico especialista en apostar por “clientes” distintos de los que atiende habitualmente la banca tradicional.

Y un último apunte, no hemos de olvidar que el dinero no ha desaparecido, el dinero está ahí pero no fluye y que el dinero siempre fluirá para las nuevas, solidas y novedosas ideas, donde haya innovación y solidez habrá capital.

Más información | Cotizalia En Pymes y autonomos | Una empresa sin préstamos bancarios, una empresa rentable, ICO, Capital riesgo para financiar a las pymes Imagen | Archim

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio