Compartir
Publicidad
Publicidad

Empresas con "gestiones extrañas" en tiempos de crisis

Empresas con "gestiones extrañas" en tiempos de crisis
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La pyme carece mucha veces de tesorería, de los mecanismos necesarios para gestionarla y de las previsiones oportunas necesarias que puedan absorber cualquier variación en el sistema de cobros y pagos.

Si a este cóctel le sumamos impagos voluminosos, caida de ventas, falta de financiación y un poco de imaginación podemos fabricar el cóctel perfecto para acelerar la muerte prematura de nuestra empresa. Veamos algunas situacionaes "curiosas" que se están comenzando a dar en algunas empresas para conseguir liquidez y provocar una muerte más dolorosa son las siguientes. Pagarés pelota o papel de colusión. Es el mecanismo antiguo, se ha quedado desfasado, más aún desde que las entidades financieras miran con lupa el papel comercial que se descuenta. Ahora es normal que la entidad financiera requiera el contrato de obra, las facturas, las hojas de pedido necesarias para proceder a su descuento.

Esto ha adquirido una nueva variante para muchas empresas. En lugar de emitir facturas falsas, las reciben, asumen un gasto como cierto y la empresa emisora procede al descuento del pagaré nuestro, mediante entrega en efectivo de la cantidad pactada.

Por este procedimiento, se matan dos pájaros de un tiro. Si nos hemos adscrito al sistema de devolución de IVA mensual, chachi puesto que además podemos solicitar la devolución de la cuota de IVA soportado que realmente no es cierto. Este mecanismo se está comenzando a llevar a cabo entre empresas que están inscritas al sistema de devolución mensual y otras que no lo están.

Aquí, quién financia la operación no es el papel pelota, es la Agencia Tributaria. La solución pasa por abonar la factura falsa emitida en el mes de abril por ejemplo en el mes de noviembre. Ojo al dato con esto porque la AEAT de tonta no tiene un pelo y es fraude fiscal de los gordos.

Por último, si nuestras miras van más allá, podemos allanar el camino al concurso de acreedores, al inflar de mamera ficticia los gastos incurridos. Esto ya es para nota, porque se supone que el compromiso adquirido de pago, haremos frente de alguna manera. Podemos forzar la devolución de IVA, gastos a tutti pleni y de golpe y porrazo cerrar la empresa.

Este tipo de actuaciones son ilegales en todos los casos y antes de llevarlas a cabo, se procede al cierre de la empresa y aquí paz y después gloria. Lo único que se consigue con ellas es complicarse la vida, cometer delitos innecesarios y engrandecer las deudas que la empresa tenga contraidas.

Imagen | Hape Gra En Pymes y Autónomos | Trámites para solicitar la devolución mensual del IVA

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio