Compartir
Publicidad

El crédito a empresas, entre el desapalancamiento y el bloqueo del grifo

El crédito a empresas, entre el desapalancamiento y el bloqueo del grifo
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El grifo de la financiación para las empresas sigue prácticamente cerrado. Cuando eso se une a un necesario, y doloroso, desapalancamiento de la enorme deuda acumulada en los últimos años se concluye en un nuevo balance del Banco de España (BdE) con un saldo negativo. El mes de mayo se cerró con una caída del 7,3% en el crédito vivo a compañías de nuestro país, hasta quedarse en los 1,09 billones de euros.

Hoy las empresas españolas, de las que la inmensa mayoría son pymes, tienen 1,095 billones de euros de crédito vivo contraído con entidades financieras. Eso significa que hoy existen préstamos por un valor mucho menor que hace tan sólo doce meses. En concreto, 150.000 millones de euros menos es, decir, un 9,7%, el descenso interanual más brusco de los dos últimos años.

Hay dos factores que se dan cita en esta nueva reducción, que se une a la de los dos últimos tres años (se ha pasado de 1,3 billones de euros a algo menos de 1,1 billones en ese tiempo). Por un lado, ese cierre del grifo del crédito ante unas entidades financieras reacias a volver a prestar sin las suficientes garantías. Por el otro, está el necesario desapalancamiento de la deuda acumulada durante los últimos años. Muchas compañías siguen reduciéndola con un enorme esfuerzo.

Esa reducción no deja de ser positiva, pues, aún con medidas dolorosas, se disminuye el peso de esa losa en las cuentas de las empresas. Pero conlleva también los efectos de una banca que, pese a todo, sigue sin dar facilidades para que fluya el ‘oxígeno’ financiero. Como ya nos comentaba en un artículo hace varias semanas el compañero Diego Lorenzana, el porcentaje de peticiones que se atiende es escasísimo.

Y la banca sigue sin dar esas facilidades en mitad del debate sobre ello y de los movimientos, escasos y lentos, en la Unión Europea para conseguirlo desde el plano público. En el último consejo europeo no se logró cerrar un plan concreto en ese sentido, aún con los intentos del Gobierno español.

Es absolutamente cierto que crecer y crecer a base de crédito y de deuda no es la mejor de las opciones y esta crisis lo ha demostrado. Pero también lo es que sin esa inyección económica, es muy difícil hacer viables muchísimos proyectos empresariales de nuestro país. Hoy tratan de sobrevivir muchos de ellos viables que necesitan oxígeno para invertir y prepararse para el crecimiento. Resulta imprescindible y urgente encontrar un término medio para hacerlo fluir de nuevo.

Más información | Banco de España En Pymes y Autónomos | ¿Por qué más de un 70% de las solicitudes de crédito a las pymes son desatendidas?, El precio del crédito en España, muy por encima de la media de la Unión Europea Imagen | ImagesofMoney

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio