Publicidad

Direct Lending, la nueva alternativa a la financiación bancaria

Direct Lending, la nueva alternativa a la financiación bancaria
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Las graves dificultades que están atravesando las pymes y los autónomos a la hora de acceder a la financiación que necesitan hace que estén apareciendo nuevas alternativas al crédito bancario, al que tan expuesto están las empresas en la actualidad y sin el cual muchas de ellas han tenido que echar el cierre.

Alternativas como el crowdfunding, las entidades de capital riesgo, los Business Angels o las sociedades de garantía recíproca han facilitado y han echo llegar el crédito a muchas empresas en dificultades y han posibilitado la constitución de startups de lo más diverso. Ahora, además, un nuevo modo de financiación aterriza en nuestro país, el Direct Lending.

Traducido literalmente al español como préstamo directo, se trata de una nueva forma de financiación que consiste en facilitar recursos financieros a pymes con una mayor garantía y flexibilidad tanto en plazo como en condiciones que las entidades financieras tradicionales. Los recursos económicos que facilitan el Direct Lending se obtienen de fondos constituidos a tal efecto y aportados por diversas entidades, entre las que cabe destacar la inversión institucional (Fondos de inversiones y Planes de Pensiones, fundamentalmente).

En la actualidad, el marco normativo que regula este tipo de actividades es bastante flexible, al no existir ningún tipo de restricción al desarrollo de esta actividad financiadora, a diferencia de otros países de nuestro entorno como Francia y sus Banking Monopoly Rules. Por este motivo, se trata de una actividad mucho más atractiva tanto para el prestamista como para el prestatario al no existir las rigideces propias de un mercado tan regulado como es el bancario.

Por el momento, la gestora estadounidense Muzinich y la firma española Arcano han lanzado un fondo por importe de 200 millones de euros y ampliable a 500 millones con el objetivo de proporcionar financiación mediante créditos directos a empresas nacionales con importe de hasta 30 millones cada uno con plazos de siete años y a tipos variables de entre 5 a 7 puntos porcentuales sobre el Euribor.

Veremos cómo se comporta este tipo de financiación en los próximos meses; por el momento, todo lo que sean nuevos alternativas a la financiación bancaria son buenas noticias, al menos para las pymes.

Imagen | arkangel

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir