La subida del SMI tiene un truco: el Tribunal Supremo permite que absorba complementos que se ahorra la empresa

La subida del SMI tiene un truco: el Tribunal Supremo permite que absorba complementos que se ahorra la empresa
1 comentario
HOY SE HABLA DE

Cuando hablamos de la subida de costes que supone para las empresas la subida del SMI y el salto que ha supuesto en los últimos seis años muchos se ve como un gran avance para todos los trabajadores o un sobrecoste para muchas empresas. Pero la realidad a veces es diferente y lo cierto es que la subida del SMI tiene un truco, puesto que el Tribunal Supremo permite que absorba complementos que se ahorra la empresa.

Nada nuevo bajo el sol. Era una práctica que ya se venía produciendo de forma habitual en muchos sectores. Sube el SMI, pero a los empleados que se ven afectados por dicha subida, pero tienen algún complemento adicional, se incluye el mismo en el salario base y se absorbe de esta forma dicha subida obligada. 

Resultado, el trabajador tiene el mismo salario ingresado a final de mes a pesar de que nominalmente el SMI haya subido. Y las empresas se ahorran los costes de dicho incremento del salario mínimo. Estas prácticas se realizaban en muchas ocasiones con el visto bueno de sindicatos y representantes de los trabajadores. Pero no todos los complementos se pueden asimilar. 

¿Qué dice la sentencia del Tribunal Supremo sobre los complementos y el SMI?

Pero si los empleados o sus representantes no estaban de acuerdo acudían a los tribunales. Y este es el caso, puesto que el Tribunal Supremo ha confirmado una sentencia dictada por el Tribunal Superior  de Justicia de Cataluña en 2019, en la que falló a favor de la  Associació Empresarial D’Economía Social (AESS) y donde señalaba que la  subida del SMI  podía ajustarse complementando la diferencia con el sueldo que percibe el trabajador. En este caso se asimilarían los complementos de antigüedad. 

Según el Supremo, 

la revisión del SMI tendría un efecto  multiplicador sobre todos los convenios colectivos cuyos salarios bases  fueran inferiores al SMI, que se convertiría, de este modo, en salario  base, o salario fijado por unidad de tiempo para todos los trabajadores,  cuyos salarios base convenio o pactados contractualmente fueran  inferiores al SMI de cada año, lo cual modificaría radicalmente su  naturaleza jurídica

Y esto abre la puerta a que en la mayoría de las empresas se pueda asimilar, no solo este complemento de antigüedad sino alguno más al SMI, haciendo que en efecto para muchos la subida no se traslade a lo que finalmente ingresan en sus nóminas ni suponga un sobrecoste para las empresas dicha subida, sino más bien un cambio de cromos

Para el Tribunal Supremo, el salario mínimo juega un papel de "garantía salarial mínima" para los trabajadores y las empresas no están obligadas a superar dicho límite si no lo han acordado previamente a través de la negociación colectiva.

Imagen | Nikolay Ivanov en Pexels

Temas
Inicio