Compartir
Publicidad
Publicidad

Soy colaborador, soy un trabajador como tú

Soy colaborador, soy un trabajador como tú
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos días unos trabajadores salían a la calle a reclamar sus derechos. Nos referimos a estos nuevos empleados, conocidos también como riders, que prestan sus servicios en plataformas y portales digitales.

¿Su petición? Lograr una mejora salarial y alcanzar las 20 horas semanales. O por resumir: conseguir una dignidad como cualquier otro trabajador. Los perfiles de estos trabajadores son diversos: algunos colaboran para cumplimentar un salario, pero en su mayoría lo hacen como única fuente de ingresos.

Precariedad

Muchos de estos trabajadores no llegan a la cifra necesaria para darse de alta como autónomos. Echan horas en sus "colaboraciones" pero como recompensa no existe una serie de derechos que deberían ser reconocidos y plasmados en un contrato mercantil.

Resulta atractivo de cara a la galería decir que puedes trabajar desde casa o para una empresa premium que acaba de nacer en la red, pero el otro lado de la moneda lo dejaron claro en su manifestación los repartidores de Deliveroo.

La economía colaborativa tiene detractores precisamente por tratar con el mismo rasero a trabajadores cualificados o no, pagando un sueldo mínimo y sin un contrato por medio. Siempre como opción está el darse de alta como autónomo cuando serlo en este país es todo un reto.

Regulación

La Asociación Española de la Economía Digital (Adigital) con el apoyo de GoVup, policy lab de innovación pública, ha elaborado un informe que recoge las principales ideas que rigen este nuevo marco de relación económica entre individuos y empresas

Entre un 20 y un 30% de la población en edad laboral en Europa de los 15 y Estados Unidos percibe algún tipo de ganancia por su cuenta. De ellos, un 15% - y en aumento - utiliza plataformas digitales para obtener ingresos.

Son datos del informe Trabajo independiente: elección, necesidad y economía bajo demanda, publicado por McKinsey en octubre de 2016.

Teclado en azul.

Del informe destacamos este párrafo que demuestra la situación penosa por la que atraviesan muchos españoles:

En España hay 3.215.086 afiliados al Régimen Especial Trabajadores Autónomos (RETA)2. Son tan solo una cuarta parte del total de 12 millones de trabajadores independientes que McKinsey atribuye a España.

La consultora coincide con el RETA en que hay tres millones de personas en el país que han escogido voluntariamente trabajar por cuenta propia y esa es su fuente primaria de ingresos.

Pero saca de la sombra otros nueve millones de individuos que, de alguna manera, perciben ingresos a partir de trabajos independientes.

Cuatro de ellos los reciben como suplemento a su actividad habitual, tres millones dependen de esta vía como fuente de ingresos (contra su voluntad), y dos millones recurren a ello por problemas financieros, es decir, complementan su trabajo con fuentes suplementarias por necesidad.

Soluciones

Los usuarios proveedores de servicios en plataformas, reclaman una adaptación de la normativa de autónomos para que sea más competitiva. Para ello apuntan la necesidad de que las cuotas de autónomos se adecuen al nivel de ingresos que generan y que los procedimientos se simplifiquen y digitalicen.

Dado que el trabajo a través de plataformas es esporádico y a menudo ni siquiera computable bajo el formato de Trabajador Económicamente dependiente (TRADE), a nivel general, los proveedores no tienen garantizados unos ingresos mínimos ni tienen acceso a garantías como asistencias, seguros o vacaciones.

Teniendo en cuenta que en multitud de casos los ingresos de estas plataformas son complementarios y se dan en forma de microtareas, a menudo no es rentable económicamente para los trabajadores darse de alta como autónomos, teniendo en cuenta la rigidez administrativa en los procesos de alta y baja y que el desembolso en términos de cuotas a la Seguridad Social es superior a sus ingresos.

Más información|Trabajo en plataformas digitales

En Pymes y Autónomos|Así ha sido la estrategia empresarial de algunos de los 'grandes' de la economía colaborativa

Imagen|GraphicMama-team |ErikaWittlieb

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio