¿Por qué es tan importante la subida del SMI en España? Los datos del paro lo explican todo

¿Por qué es tan importante la subida del SMI en España? Los datos del paro lo explican todo
Sin comentarios

La subida del SMI siempre ha causado mucho revuelo en las empresas españolas. Cuando la realidad es que la cantidad de empleados acogidos a este salario realmente es minoritario. La cuestión entonces es ¿por qué es tan importante la subida del SMI en España? Quizás los datos del paro lo explican todo.

Porque la cuestión es que estos puestos de trabajo en teoría los cubren aquellos que tienen menos posibilidades de encontrar un empleo con una mejor remuneración. Por lo tanto son aquellos que están en paro o tienen un empleo precario los que tienen más posibilidades de acabar cobrando el salario mínimo.

Porque la realidad es que la mayoría de los convenios se pactan por encima de dicho salario. Por lo tanto la subida de dicho salario es realmente anecdótica para la gran mayoría de las empresas.

En otros casos lo que ya ha ocurrido es que determinados complementos y extras que se pagaban en las nóminas, se adsorben por dicha subida del SMI, con lo cual realmente no llega más dinero al bolsillo de los trabajadores.

¿En qué sectores afecta más la subida del SMI?

Pero hay unas pocas que realmente les duele dicha subida. En sectores como el comercio, que tienen un horario de atención extenso por cubrir, pero que realmente hay horas donde la productividad de estos empleados es realmente baja. Por eso acaban por pagar el SMI. Quizás en algún momento se tendrían que replantear si interesa o no un horario tan extenso.

En otros casos como el trabajo agrícola, muy dependiente de la fijación de precios mayoristas no hay mucho margen para mejora de salarios. La única opción es invertir y mecanizar las labores de recogida, algo que muchos han hecho en diferentes tipos de cultivo ante las dificultades para encontrar mano de obra a un coste que haga rentable la producción.

Y luego tenemos el sector de las empleadas del hogar o cuidadoras de ancianos, ya que fundamentalmente son mujeres. También cobran el salario mínimo, y en muchos casos una subida supone un gasto extra para las familias que las contratan que hacen que en muchos casos pasen a trabajar directamente sin contrato.

La realidad es que si las cifras de paro estuvieran en la media de Europa sería realmente complicado encontrar a alguien para cubrir un puesto ofertando el SMI como remuneración. Pero mientras exista un bolsa grande de desempleo y precariedad, siempre habrá alguien con necesidad para aceptar dicho salario, aunque las condiciones de trabajo sean realmente duras como ocurre en algunos sectores.

Temas
Inicio