Compartir
Publicidad

Promociona tu negocio: sorteos entre los clientes

Promociona tu negocio: sorteos entre los clientes
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ahora que el consumo, la cofianza o cerrar el puño es la tónica general con la excusa de la crisis, una forma de intentar remontar el vuelo de nuestras ventas puede ser realizando un sorteo o rifa entre nuestros clientes. Todos tenemos clientes y todos podemos realizar alguna gestión de marketing orientada en este sentido con objeto de estas fechas.

No todos los negocios son iguales, y menos aún nuestros clientes. De ahí que voy a proponer algunas ideas a desarrollar en función del negocio y el target de nuestra clientela. Vamos a dividir todas las empresas según estos parámetros:

Empresas que tienen muchos clientes y venden productos o servicios a un precio bajo o medio. Por ejemplo, hostelería, pequeño comercio, servicios de atención al personal... ¿Forma de actuar? Supongamos que la venta media de mi establecimiento es de 30 euros por cliente, como por ejemplo un restaurante o una tienda de ropa. Marcamos que las ventas que queremos obtener en estas fechas es de  3.000 euros, con lo cual necesito 100 clientes.

Si destino el 10% de estas ventas al regalo, equivale a realizar un descuento, con lo cual puedo sortear algo que me cueste 300 euros, como por ejemplo un fin de semana para dos personas en un balneario, un vale de compra por 300 euros en mi establecimiento o algo que realmente sea de utilidad para el afortunado.

Empresas de productos o servicios con pocos clientes y precios de venta altos. Imaginemos una consultora, un estudio de arquitectura, un gestor de proyectos industriales... En este tipo de negocios es muy normal que se preparen los regalos típicos navideños entre empresas, contando estos detalles con precios relativamente altos.

Una forma de contentar a todo el mundo, es decir a nuestra cartera de clientes vip, es regalarle una participación para un sorteo o un premio que entreguemos nostros con el envíop de la felicitación de navidad.

Imaginemos una empresa que tiene diez clientes de este tipo, a los cuales les factura 400.000 euros anuales (por ejemplo) y que todos los años les regalamos por navidad un buen jamón o unas buenas botellas de vino, con un coste de 1.400 euros por ejemplo.

Es preferible sortear un portátil (900 euros) entre nuestros diez clientes y enviarles su participación al sorteo con una felicitación navideña escrita de puño y letra. Además de ahorrarnos un dinero, porque el portátil vale más barato que los diez regalos anteriores, los clientes que yo escoja verán más útil un portátil que unas botellas de vino.

Empresas que prestan servicios periódicamente a sus clientes a precios medios o bajos. Supongamos una asesoría, empresas de mantenimiento, limpieza, software... Este tipo de empresas tienen una mala coyuntura en enero, que es también actualizar el precio de los servicios que prestan. Normalmente este tipo de contratos se revisan al alza en enero con un incremento del IPC o las condiciones pactadas.

Podemos aprovechar estas fiestas, para notificarles el incremento contractual, felicitarle la navidad y destinar por ejemplo, la subida total del primer mes a un premio en metálico o en especie. Imaginemos que tengo una cartera de clientes que le facturo todos los meses 10.000 euros, y vamos a realizar una subida del 3%, es decir 300 euros.

Podemos sortear esos 300 euros entre nuestros propios clientes, eso sí, canjeándolos por ejemplo como pago de nuestras futuras facturas. En definitiva, cualquier idea que se nos ocurra orientada a satisfacer a nuestros clientes o aumentar las ventas, siempre será bienvenida, y no es tan difícil. En siguientes posts trataremos las obligaciones legales y fiscales de este tipo de iniciativas.

Imagen | Fernando0 en Flickr

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio