Compartir
Publicidad
Publicidad

Olvídate de cobrar la pensión

Olvídate de cobrar la pensión
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Bueno amigos, dejémonos de politiqueos y vayamos a los números, porque tenemos un problema, un problema que afecta a todos, empresarios y trabajadores.

Aunque el Sr. Corbacho nos haya prometido las pensiones eternas, esta promesa no tiene nada que ver con la realidad.

Nuestro problema respecto a la prestación por jubilación, se basa en la estructura de la mismas, se paga a los pensionistas con las cotizaciones actuales de los trabajadores, y a su vez estos se ganan el derecho de tener una pensión futura… claro, siempre y cuando a la fecha de su jubilación existan trabajadores que aporten cotizaciones, por lo tanto se paga a unos con lo que ingresan otros.

Pero siempre hay un pero, nadie garantiza que cuando nosotros nos jubilemos existan suficientes trabajadores para abonar nuestras pensiones.

Veamos exactamente la magnitud del problema a través de cinco factores:

1. La curva de crecimiento de la población es regresiva, es decir en lugar de aumentar, empezará a disminuir, ¿Cuando? Diversos informes dicen que a partir de 2025.

2. La expectativa de vida crece de forma constante. Gracias a los avances tecnológicos y la calidad de vida, la esperanza de vida cada vez es mayor, siendo, según datos de 2004, de 77,2 años para los varones españoles y de 83,8 de las mujeres españolas.

3. Envejecimiento de la población, según estos informes, la proporción de mayores de 65 años a partir de 2020 será del 19,8% de la población, del 24,7% para 2030, 31,2% para 2040 y 35,7% en el año 2050.

En el año 2050 el 35,7% de la población española tendrá más de 65 años.

4. La crisis económica está mermando las cotizaciones actuales, debiendo hacer frente la Seguridad Social a mayores gastos y consumiendo con mayor celeridad el superávit alcanzado en años anteriores.

5. Las cuantías de las pensiones se van incrementando año tras año, debido obviamente al encarecimiento de la vida.

Y estos son los números, podéis buscarlos y contrastarlos en diversos organismos, OCDE, Eurostat, etc…

Conclusión, será imposible que en el futuro se pueda mantener el actual sistema de pensiones, demasiados pensionistas y escasos trabajadores.

Pero, ¿qué hacemos?

A mi juicio tenemos dos opciones, o se cambia radicalmente el sistema de pensiones, adoptando otro tipo, por ejemplo el sistema Chileno, por el cual cada trabajador aporta sus cotizaciones para su futura jubilación, de forma individual, o bien continuamos con el mismo, sin depositar grandes esperanzas en él, y adoptamos un plan de pensiones privado, pero claro, aquí tenemos otro problema, quién nos garantiza que nuestro Banco o Caja continuará existiendo llegado el momento de la jubilación…

Patata caliente para el Gobierno, que puede seguir obviando, pero cuyas consecuencias, como siempre, pagaremos los mismos: empresarios, autónomos, trabajadores, pensionistas…

Y vosotros, ¿confiáis en el sistema de pensiones público o habéis contratado planes de pensiones privados?

Imagen | Miguel Saavedra

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio