Compartir
Publicidad
Publicidad

Ligera mejoría de la actividad comercial en abril

Ligera mejoría de la actividad comercial en abril
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El índice PMI elaborado por Markit Economics (PDF) dado a conocer hoy indica que la actividad comercial en España registró un lento incremento en abril, al igual que los nuevos pedidos, mientras que el empleo registró la caída más fuerte en tres meses.

Este índice destaca que ante la debilidad de la demanda se ha producido una fuerte reducción de los precios cobrados, lo que unido al aumento de los precios pagados se ha traducido en una gran presión en los márgenes de beneficios que ha contribuido a una importante caída del empleo.

El ajuste estacional de este índice de actividad comercial, revela una ligera disminución en abril hasta el nivel 50,9 frente al 51,3 de marzo. El índice PMI se basa en una pregunta a las empresas sobre su nivel de actividad real a mediados de mes comparado con el mes anterior. Los resultados del índice indican que la continua debilidad de la economía española impidió que la actividad aumentara con más fuerza, según aseguraron los encuestados.

El índice resalta que, a pesar del aumento de los precios de compras, las empresas redujeron aún más sus tarifas debido a la fuerte competencia. La lucha por vender, ante la débil demanda, lleva al sector comercial a una guerra de precios que influye en la rentabilidad, eso implica que, como ocurre desde marzo de 2008, el ritmo de destrucción de empleo se intensifica.

La hostelería, transportes y almacenamientos registraron el aumento más rápido de la actividad, mientras los mayores descensos los sufrieron el sector de correos y el de alquileres y actividades empresariales. La tendencia de los nuevos pedidos fue similar a la de la actividad, la demanda procedente de los clientes mejoró en abril, pero en general continuó débil.

También pone de manifiesto el estudio que el optimismo de los encuestados mejoró algo en abril, ya que esperan beneficiarse del fortalecimiento de la demanda procedente de Europa. Los datos que se manejan sobre la zona euro, indican que, con Francia y Alemania a la cabeza, la actividad comercial en esta zona aumentó al ritmo más rápido de los últimos dos años y medio. Además, el grado de confianza registrado, fue el mayor desde enero de 2006.

El problema es grave, se vende poco y lo poco que se vende es debido a la rebaja del margen comercial, desde luego la débil demanda interna está lastrando y llevando al cierre a muchísimos negocios. La falta de confianza, derivada de la situación económica, hace que el consumo se retraiga.

Este bajo consumo provoca que se bajen los precios, eso rebaja los márgenes lo que provoca la bajada del beneficio, o el aumento de la pérdida, y el empresario tiene que despedir al trabajador, eso aumenta el desempleo y la desconfianza que se traduce en un menor consumo, es la pescadilla que se muerde la cola.

Además, las noticias económicas de estos últimos días no ayudan mucho a calmar la incertidumbre. Lo positivo es que se acerca la época veraniega, eso puede provocar el aumento del gasto y puede tirar algo de las ventas. Pero no nos engañemos, no podemos dejarlo todo a factores estacionales, si pasa el verano y la situación no cambia el otoño puede ser muy duro y el sector comercial seguirá cuesta abajo.

Vía | Markit Economics
En Pymes y Autónomos |
Imagen |
jlastras

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio