Compartir
Publicidad
Publicidad

La vida privada y los negocios

La vida privada y los negocios
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Son dos términos antónimos, y si no que le pregunten a Ronaldo. A raiz del escándalo sexual que se le atribuye de mantener relaciones con varios travestis y consumir cocaína, puede perder varios contratos publicitarios por importe de más de cien millones de dólares.

¿A dónde nos lleva esto a parar? Evidentemente, Ronaldo tiene una imagen que vende, y como tal, los comportamientos o preferencias sexuales que este hombre tenga, están muy bien, siempre y cuando no salgan a la luz, y se mantengan como parte de su vida privada.

Pero aquí viene la parte que nos interesa. Esto le puede pasar a cualquiera, vamos, no perder un contrato de 100 millones de dólares, sino perjudicar su negocio o empresa por los comportamientos que tenga en su vida privada.

 ¿Os imagináis, por ejemplo, vuestro panadero de la esquina, o al fontanero de toda la viida, que lo acusaran de causar un escándalo público en el prrostíbulo del pueblo? ¿O al conductor de taxis, que le retiraran seis puntos del carnet de conducir por conducción temeraria?. Evidentemente, sus clientes caerían en picado, porque nadie quiere contratar a un "putero polémico" o "subirse con un taxista que conduce como Alonso".

Lógicamente, la repercusión en la vida  profesional no es la misma la que tiene un empresario o persona que tiene que vender su imagen y la de su negocio, que la que tiene un trabajador de a pie. Para que nos hagamos una idea, un operario de fábrica, sólo tiene que preocuparse de desempeñar perfectamente su puesto de trabajo, independientemente de los que haga en sus ratos de ocio, pero el empresario, no sólo tiene que ser honrado y decente, sino tambíen aparentarlo.

Bonita carga adicional la que se presenta a todos los que regentáis un negocio o tenéis que vender vuestro trabajo con sangre sudor y lágrimas. Ahora también hay que tener en cuenta las "aficiones" y "preferencias sexuales" para no tirar vuestro negocio por la borda, o al menos, que no salgan a la luz.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio