La inflación escala a máximos de hace trece años y complica la recuperación de las empresas

La inflación escala a máximos de hace trece años y complica la recuperación de las empresas
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Aunque parezca un dato de otras épocas, el IPC se ha disparado hasta el 4 por ciento según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), lastrado por la subida en el precio de la luz y los combustibles. Este dato es la mayor subida porcentual de los últimos trece años, siendo el sexto mes con una subida superior al 2 por ciento.

Aunque se preveía, las dinámicas económicas surgidas después de los confinamientos, con una fuerte recuperación económica después de las restricciones, han provocado un fuerte repunte de los precios, a lo que hay que sumar la espectacular subida del precio de la luz, con un precio mayorista de 189,9 euros por megavatio/hora.

Esta circunstancia puede tener un impacto significativo para las pymes. Si la inflación continúa esta escalada y se acaba descontrolando, tendrá un impacto negativo para las empresas vía aumento de los costes laborales que puede complicar la recuperación económica.

En este sentido, pueden ocurrir dos efectos contrapuestos:

  • Que el aumento de los costes sean absorbidos directamente por las empresas. En este escenario, el margen de beneficios caerá y, en algunos casos, puede llevar a más quiebras empresariales.
  • Que la empresa traslade el aumento de la inflación a sus productos vía precios. Si esto ocurre, puede conducir a una espiral inflacionaria que acabe aumentando los precios de todos los productos.

El temor a una inflación prolongada, en el punto de mira

Cualquiera de las dos alternativas tiene una repercusión muy negativa para las pymes, pero no es exclusiva de España, De hecho, el temor a una inflación prolongada incluso se ha trasladado a las bolsas mundiales, que este pasado martes sufrieron uno de sus mayores batacazos del año, con caídas superiores al 2 por ciento.

El propio Bundesbank dijo este lunes que no descarta ver tasas de entre el 4 y el 5 por ciento antes de final de año, lo cual ha provocado una intensa presión a los bancos centrales de todo el mundo.

Temas
Inicio