Publicidad

¿Es una idea sensata fomentar el turismo con el Covid-19 en el aire?

¿Es una idea sensata fomentar el turismo con el Covid-19 en el aire?
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

En lugares de España donde el turismo y todo lo relacionado con él, es su forma de vida a nivel económico, están promocionando ciudades con el lema 'Ciudad segura' y frases similares.

Es lógico que quienes dependen de un trabajo relacionado con este sector, piensen que es positivo que se acuerden de ellos desde la Administración, pero si comprobamos que no todos los negocios relacionados con hostelería (también ligada al turismo) han abierto, ¿es entonces necesario invertir sumas tan grandes donde es poco probable que este año acudan visitantes de fuera?

La economía española tiene diversos problemas de competitividad, productividad, mercado laboral. Ser el mejor país del mundo en gestión del turismo no es suficiente.

Y aquí radica el problema de lo grave que puede llegar a ser esta crisis sanitaria y económica. En lugares como la Costa Blanca se da un hecho curioso. En el interior, las pymes y la industria está presente en muchos pueblos, una gran ventaja.

Pero en las capitales sólo se apostó por el turismo durante décadas. ¿De veras es realista pensar que este sector superará una 'nueva normalidad' que ha de anteponer la salud a la parte económica?

En muchos puntos estamos en la fase 1, las sanciones vuelan y las quejas entre vecinos comienzan a darse. Y todo porque en España existe esa cultura de ir al bar a tomar algo junto a amigos. Y no sólo entre los turistas foráneos, también entre el español.

Siempre hemos visto como extraterrestres a los países que no incluían en su forma de ocio, sentarse a consumir en la calle, pero en estos duros momentos, quizás no andaban tan desencaminados respecto a elegir otra alternativa para divertirse (más segura e igual de amena)

¿Iremos de vermut con mascarilla? ¿Café a metro y medio de distancia del interlocutor? ¿Copas en un bar semivacío? ¿Salir de tapas si la mitad de los bares están cerrados? Tal vez en esta primera fase sea una opción, pero en el sector de la hostelería son realistas, el COVID-19 no va a afectar por igual a todas las economías, por una razón: apostar todo a un caballo ganador no era la solución.

Nadie sabe con certeza cómo será la 'nueva normalidad' pero resulta extraño pensar en consumidores prudentes, tomándose algo en una terraza o en un bar con la mascarilla.

Quizás haya llegado el momento de invertir en un turismo y en una forma de ocio diferente. A nadie le gustan los cambios pero hablamos de un virus, no de una nueva tendencia.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios