Publicidad

Un horchatero valenciano sentará a Facebook en el banquillo

Un horchatero valenciano sentará a Facebook en el banquillo
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Una pequeña empresa horchatera, Món Orxata, sentará en el banquillo a Facebook ya que la mayor red social del mundo cerró su cuenta sin previo aviso y sin explicar los motivos. ¿David contra Goliat? Tal vez, pero en ocasiones el bien y el mal pueden enfrentarse aunque uno de ellos sea insultantemente rico.

Andoni Monforte, fundador de Món Orxata explicaba hace unos meses, tras ser llamado a Bruselas por la Comisión Europea para contar el caso, que no conocía precedentes similares en Europa. No existe justificación alguna por parte de Facebook a la hora de cancelar su página lo que llevó a pensar a sus clientes que cerraban literalmente la empresa.

Reclamación simbólica de una pequeña empresa a Facebook

Lo grave es que al hacer invisible la pyme y clausurar la página aparecía un mensaje que decía: "cerrado permanentemente", lo que llevó a muchos clientes a pensar que habían cerrado físicamente. Sus ventas online cayeron aquel año un 36%.

Que una empresa ubicada en un pueblo de 22.000 habitantes presente una demanda contra un gigante como Facebook puede parecer una batalla perdida.

Pero ¿acaso no tienen derecho las empresas pequeñas a luchar por lo que consideran justo? Al menos este empresario así lo cree.

Facebook no da explicaciones a la empresa de horchata pero eso no es obstáculo

Facebook, ante la demanda respondió a la magistrada que el demandante al abrir un perfil en la red admitía las condiciones que figuran en sus cláusulas por lo que había razón para denunciar el cierre. Además de que las reclamaciones debían darse en California. Surrealista.

La jueza rebatió la argumentación y desde el año pasado la red social cambió sus condiciones generales, y ahora, en línea con la nueva normativa europea, las disputas legales por lo tanto se deben resolver en el país de la UE donde resida el usuario.

No sabemos si este pequeño empresario ganará o no su demanda, pero al menos ha quedado claro que no importa quién sea tu rival, si no hace las cosas como se debe, no hay que temer pedir justicia, sobre todo si han perjudicado tu negocio, un negocio con mucha historia.

Imagen|Acharaporn

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir