Publicidad

El Gobierno sigue con su intención de modificar la reforma laboral este año

El Gobierno sigue con su intención de modificar la reforma laboral este año
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

En plena crisis económica lo que la mayoría de los actores quieren es unas reglas de juego estables y certidumbres para tratar de asegurar sus inversiones. Quizás por esto muchos economistas no están de acuerdo con la intención del Gobierno de modificar la reforma laboral este año.

No se trata de una derogación, tal y como se planteaban algunos Ministros, sino más bien volver atrás en algunos de los aspectos que han resultado más lesivos para los trabajadores. Sobre todo se trata de recuperar la prevalencia del convenio sectorial sobre el de empresa y también la ultraactividad, es decir, que el convenido siga en vigor si no se llega a un acuerdo para su renovación.

Los representantes de las empresas ya han mostrado su desacuerdo, ya que consideran que estas dos medidas introducían más flexibilidad para las empresas, especialmente en situaciones difíciles como las actuales. Pero para los sindicatos supuso acabar de facto con la negociación colectiva. Ya veremos si sale adelante este año o el que viene, pero lo que está claro es que no parece haber caído en el olvido.

La subcontratación es otro aspecto controvertido, ya que en muchas ocasiones se utiliza como un medio para pagar por debajo de los que marcan los convenios sectoriales, debilitando mucho la calidad del trabajo y las condiciones laborales en la que se lleva a cabo. Al final resulta un medio para ahorrar costes laborales, más que para dar flexibilidad a las compañías.

Junto con estas medidas hay otras que tratan de mejorar y modernizar ciertos aspectos de las relaciones laborales, como la ley del teletrabajo que se está negociando entre sindicatos y empresarios. Si que parece el momento oportuno, en pleno debate sobre cómo debemos trabajar desde casa de afrontar esta ley.

Son muchos los retos por delante este otoño y no creo que esta reforma sea una de las prioridades en la agenda, pero sigue encima de la mesa. Y el solo hecho de hablar de ello ya supone un punto de incertidumbre para inversores que podrían llegar en 2021 para aprovechar las oportunidades de la recuperación. Convendría tener claras cuales son las reglas del juego llegado ese momento.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios