Compartir
Publicidad
Publicidad

El FMI vuelve a pedir un aumento del IVA en España, alejándose todavía más de la realidad de las pymes

El FMI vuelve a pedir un aumento del IVA en España, alejándose todavía más de la realidad de las pymes
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha vuelto a pedir un aumento de los impuestos para consolidar el ajuste del déficit, que está cerca de reducirse por debajo del nivel psicológico del 3%. Este nivel es especialmente importante por una sencilla razón: para que España, por primera vez desde 2009, pueda abandonar el protocolo de déficit excesivo que exige la Unión Europea y pueda ser autónoma desde el punto de vista fiscal. De hecho, para 2018, el objetivo de déficit se reduce hasta el 2,2%, por debajo de este nivel.

Sin embargo, las previsiones realizadas por la institución presidida por Christine Lagarde no son tan optimistas, pues aunque sí se espera que el déficit se reduzca por debajo del 3%, un escenario negativo para este año podría echar por tierra esta recuperación. Y rara vez se le ha visto al FMI tener que desdecirse de tus previsiones.

Por esta razón, ha instado al Gobierno español a ampliar la base del IVA, equiparar los tipos reducidos del IVA con el tipo general e incrementar los impuestos especiales y medioambientales. O, al menos, esto es lo que se desprende de su informe "Fiscal Monitor", publicado todos los años de manera semestral, donde analiza la situación y perspectivas de un conjunto de países para el año de referencia.

Llama la atención que una institución de tal importancia hable de consolidar la senda de la recuperación en España a través de una subida de los impuestos que más afectan a las ventas de las empresas. En su momento, el incremento del tipo general del IVA del 18 al 21% provocó muchos problemas en pymes y autónomos que vieron reducidos sus beneficios de forma notable.

En este caso, el FMI parece no estar refiriéndose tanto a los tipos como a las bases imponibles. Esta posibilidad se podría articular eliminando algunas deducciones o bien a través de un aumento de las ventas en las empresas. Sin embargo, en vista de las últimas reformas promovidas desde el FMI, no parece que se estén refiriendo a esta segunda posibilidad.

Hay que entender que, en un escenario de este tipo, las pymes y los autónomos puede optar por dos opciones: o bien repercutir este incremento en el tipo del IVA sobre el contribuyente vía aumento de precio, o bien absorberlo vía reducción en los márgenes de beneficio. En cualquiera de los dos casos, un incremento del IVA supone un grave perjuicio para los empresarios, algo de lo que el FMI parece no haberse dado cuenta.

En Pymes y Autónomos | A vueltas con la modificación de los tipos impositivos de IVA

Imagen | Adam Tinworth

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio