El drama de recuperar empleados del ERTE para volver a meterlos pasada Semana Santa

El drama de recuperar empleados del ERTE para volver a meterlos pasada Semana Santa
Sin comentarios

La Semana Santa tradicionalmente es la fecha que marca el inicio de las contrataciones estivales. Falta mucho para el verano, pero en los lugares de sol y playa si se abre en Semana Santa, suelen ya contratarse a la parte principal de la plantilla. Pero este año es diferente. Incluso para muchos surge el drama de recuperar empleados del ERTE para volver a meterlos pasada Semana Santa.

Porque se trata de un problema, en primer lugar porque poner en marcha un negocio cerrado durante una temporada requiere un esfuerzo importante. Limpieza, suministros, poner todo a punto y esto requiere personal dedicado a ello. Para luego hacer una semana de trabajo y volver a cerrar porque la campaña turística no se espera que despegue hasta llegados los meses más fuertes de verano.

Muchos pensarán que facturar al menos algo siempre es mejor que no facturar nada. Otros prefieren no abrir. Porque en muchos sitios las limitaciones de movilidad perimetral van a hacer que clientes de otras comunidades no lleguen. Y esto genera menos negocio, menos facturación y creen que abrir solo unos días no saldrá rentable.

A esto se le suma que el SEPE está como está. Hay que sacar a los empleados, pagarles el tiempo que estén trabajando y luego volverán al ERTE. Mientras tanto es posible que el SEPE al volver a tramitar les pague con retraso. Y al final los trabajadores a los que acaban por quejarse es a sus jefes en la empresa, aunque no sea su responsabilidad.

Por eso son muchos los que se piensan y ya miden los pasos que dan antes de abrir para tener que volver a cerrar a los pocos días, ya sea por falta de clientes, ya sea por una cuarta ola de contagios que poco a poco vamos viendo como se acerca y puede suponer el empujón definitivo para el cierre de muchos pequeños negocios.

Y los empleados no están tampoco para tirar cohetes. Muchos van a ver como además de perder parte de su salario es posible que la declaración de la RENTA de 2020 les salga a pagar y además están obligados a hacerla al tener dos pagadores. Una sorpresa con la que seguro muchos de ellos no cuentan.

Temas
Inicio