Publicidad

La crisis económica pone en riesgo a una de cada dos empresas según una encuesta de Cepyme

La crisis económica pone en riesgo a una de cada dos empresas según una encuesta de Cepyme
Sin comentarios

Cuando se decretó el estado de alarma se anunció como un paréntesis en nuestras vidas, en las empresas, tras el cual se volvería al estado anterior una vez que se controlaran los contagios. El paréntesis parece que va a durar mínimo un año, puede que año y medio o dos hasta que se recupere la normalidad. Por eso quizás una de cada dos pymes cree que su supervivencia está en riesgo, según una el barómetro de Cepyme.

Pero es que además un 5% afirma que ha cerrado o tiene planificado cerrar en los próximos meses. El principal motivo es el descenso en la facturación. El 90% asegura que su volumen de ingresos ha descendido en más de un 50% para el 39,35% de las empresas y ha sido del 100% para el 3,6% de las encuestadas.

El principal motivo de este descenso ha sido la falta de demanda para tres de cada cuatro pymes, pero también se aduce como motivo el cierre o la reducción de actividad por obligación legal para un 42% de los encuestados. Un problema para la recuperación económica que va más allá del fin de la pandemia.

Dentro de las medidas de ajuste realizadas por las pymes para sobrellevar la situación, un 43% ha realizado algún ERTE y el 39% ha recurrido al teletrabajo. Pero una de cada dos ha tenido que reducir plantilla, y de éstas, un tercio lo ha hecho para más de la mitad de sus empleados.

Pero el problema no se queda aquí, porque aquellas que han recurrido al ERTE, teniendo en cuenta las perspetivas económicas para 2021 no creen que puedan mantener el empleo en los próximos 6 meses. A ello hay que añadir que la mitad de los encuestados han solicitado ya financiación con aval del Estado.

Todo esto pone de relieve que la segunda ola, no pensamos ya en la tercera, ha puesto en una situación límite a muchas pymes. Y esto será un problema dado que la recuperación será lenta y se prolongará en el tiempo mucho más de lo que desaríamos todos. Veremos si después se puede reconstruir con lo poco que quede en pie.

Faltan presupuestos generales para articular nuevas ayudas. Además es complicado que muchas empresas aguanten hasta que la inyección de fondos europeos comience a reactivar la economía. Con todos estos mimbres no es de extrañar que muchos sientan que sus empresas están en peligro.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios