Así puedes aplazar las cuotas a la Seguridad Social a mejor interés si tu empresa está afectada por la crisis de la energía

Así puedes aplazar las cuotas a la Seguridad Social a mejor interés si tu empresa está afectada por la crisis de la energía
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Uno de los problemas que tienen muchas empresas afectadas por el aumento de los costes energéticos es que esto repercute de forma directa sobre sus márgenes y su liquidez. Para intentar paliar esta situación se ha permitido que se puedan aplazar las cuotas a la Seguridad Social a mejor interés para las empresas afectadas por la crisis de la energía.

¿Qué compañías podrían beneficiarse de este aplazamiento de cotizaciones? Según lo publicado en el BOE, dentro del Real Decreto de medidas urgentes en el marco del Plan Nacional de respuesta a las consecuencias económicas y sociales de la guerra en Ucrania.

¿Qué ventajas y cómo solicitar el aplazamiento de cuotas?

El tipo de interés aplicable para los aplazamientos será de medio punto, un 0,5%, más favorable que el actualmente previsto y que supone un pequeño alivio para las empresas que puedan acogerse a dicha medida.

Este aplazamiento en condiciones favorables, como el resto de medidas del  decreto estará vigente durante el segundo trimestre del año, de abril a junio para las empresas, plazo que se amplía hasta agosto en el caso de los autónomos.

Para  podrán solicitar sus aplazamientos antes del transcurso de los diez primeros días naturales de cada uno de los plazos reglamentarios de ingreso correspondientes a las cuotas señaladas.

Se concederá en una única resolución, independientemente de los meses que comprenda, se amortizará mediante pagos mensuales y determinará un plazo de amortización de cuatro meses por cada mensualidad solicitada, sin que exceda en total de 16 mensualidades.

¿Qué sectores se benefician de estos aplazamientos?

Al igual que ocurre con el aumento de la carencia de los créditos ICO se trata de las empresas y autónomos del sector agrario, transporte, y pesca los que se pueden beneficiar de esta medida.

Lo cierto es que es una medida que puede facilitar un ahorro en el caso de tener que aplazar el pago de las cuotas, si tenemos en cuenta que el tipo de interés vigente en 2022 se ha fijado en el 3%.

El problema es que muchos autónomos o empresas que tengan un negocio con una alta demanda de energía si no se encuentran en alguno de estos sectores no se podrá beneficiar de esta medida. Y al final el único recurso que les queda es repercutir dichos costes en el cliente final. Aún así, el consumo acaba por retraerse y de la mano, facturación y beneficios.

Imagen | shameersrk en Pixabay

Temas
Inicio