Sigue a Pymesyautonomos

2912

Quedan los días contados para que concluya el año y aparte de hacer balance de los logros conseguidos y de hacer nuevos propósitos para el nuevo año que comenzará en breve, es uno de los períodos más estresantes de todo el año para caso todos los departamentos de una empresa.

Una de las pocas excepciones que se salvan de esta generalidad es el departamento comercial y de marketing, porque en el resto se va contrarreloj. Esta época tan entrable como estresante obliga a organizarse mucho mejor de lo que es habitual para minimizar errores y “gaps”.

Para afrontar esta situación una de las mejores formas de conseguir superar períodos como el de fin de año consiste en aplicar tres sencillos pasos:

  • Escribir una lista de todas las tareas que hay que realizar, diferenciando aquellas que son más sencillas de cumplir y realizar de aquellas otras que reunen una mayor complejidad.
  • Comenzar por las más sencillas en períodos de un cuarto de hora mezclando distintas tareas, dado que por su complejidad no exigen un elevado nivel de concentración pudiéndolas mezclar entre sí. Este es el caso del envío de e-mails o la realización de llamadas.
  • Cambiar, durante aproximadamente media hora, a aquellas tareas más complejas y que requieren mayor concentración, tomarse un descanso, de por ejemplo diez minutos, y de nuevo volver al paso anterior.

Estos ciclos periódicos de tareas sencillas y complicadas variando el intervalo de duración ayuda a generar mayor concentración y minimiza el estrés por lo que ayuda a mejorar e incrementar nuestro rendimiento.

Imagen | Notionscapital
En Pymes y Autónomos | Estrés

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios