Compartir
Publicidad

Los "equipos producto" y la innovación como proceso integral

Los "equipos producto" y la innovación como proceso integral
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La innovación puede ser entendida como un suceso aislado dentro de una organización o como una labor planificada por la misma. Esto último es conocido por muchos como la creación de "equipos producto".

Si entendemos la innovación como el resultado de una gestión integral podríamos equipararlo a los procedimientos de calidad y entenderíamos la necesidad de unificar nuestros recursos técnicos y humanos incluyendo a los propios clientes que nos ayudarán a mejorar nuestros productos.

Una empresa que entienda la innovación de esta manera deberá preocuparse por entrenar las competencias necesarias en las diferentes etapas del proceso que nos llevará desde la creación de ideas hasta la comercialización pasando por las fases de pruebas, desarrollo y análisis de negocio. La formación siempre ocupa un puesto importante en este campo.

Gary Hamel tiene una interesante idea a este respecto y la plasma diciendo que la innovación no se logra en una sesión de Braingstorming sino desarrollando tres mercados en la empresa: el mercado del talento, el del capital y el de las ideas.

¿Como podemos concebir la innovación en una empresa sin contar con un personal con el talento necesario para gestionarlo? ¿y cómo lo lograremos sin capital?

La innovación puede ser premiada y no solo consiste en crear nuevos productos sino también en descubrir nuevos procesos o encontrar formas de mejorar los existentes, no me cansaré de decirlo. No hace falta ser una multinacional para innovar.

Es cierto que algunas ideas necesitarán mas capital que otras, pero el desarrollo de un mercado interno dedicado a esto nos ayudará a buscar ideas para lograrlo siendo algo tan importante como la idea en sí misma.

No es complicado comprender que para que todo el proceso funcione bien necesitamos una buena política de recursos humanos tanto en selección, formación, comunicación y remuneración. El capital humano es la mejor base y es el aspecto más importante de la ecuación. Crear una política que atraiga y fidelice el talento es primordial.

La mejora continua y el esfuerzo integral pueden ser parte de la cultura de una empresa y sin duda restará importancia a los esfuerzos puntuales pues formará parte de nuestro día a día. Nuestro mejor producto es el equipo y es obligación de los empresarios el decidir si ese será el camino a seguir.

En Pymes y Autónomos | La importancia de la innovación, El proceso de la innovación, El milagro japonés (II): "Kaizen", la filosofía de mejora continua En Blog Sage | Diez técnicas imprescindibles para motivar, Open Innovation: abre la puerta a las ideas Imagen | Michaelcardus

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos