Sigue a

0912

En ocasiones anteriores se ha hecho mención a las repercusiones tan nefastas que puede producir en una organización el hecho de actuar con los empleados de una forma autoritaria y extremadamente celosa, en el sentido de fiscalizar constantemente el desempeño de los subordinados.

Los trabajadores que afrontan esta circunstancia por regla general o se enfrentan a ella generando una relación de conflicto, que a larga es sumamente improductiva, o por el contrario, intentan gestionarla, opción mucho más recomendable y productiva, lo que es interesante saber cómo hacerlo.

Es incuestionable que tener a alguien que de manera permanente escrutina el trabajo de uno o indica pormenorizadamente cómo hacer las cosas, acaba por ser frustrante. Para no caer en la frustración es conveniente:

  • Evitar la confrontación. De esta manera lo que se consigue es precisamente mayor desconfianza en la relación e incitarle a que controle aún más nuestras acciones.
  • Intentar comprender las causas. Aunque esto no es sencillo, procurar conocer cuáles son las motivaciones por las que actúa de ese modo suele dar claves determinantes en ocasiones porque puede estar sometido a una gran presión por parte de otras instancias de la organización, por lo que intentar colaborar en minimizarla puede ser un buen comienzo. De hecho, llegar a comprender su conducta puede hacernos ver que simplementecarece de las cualidades para el puesto, aunque en este caso previamente se debe de evitar prejuicios.
  • Mantener una buena comunicación. En cualquier caso, sean cuáles sean las razones por las que actúa de este modo, lo que está claro que mostrar inciativa y mantenerle informado de los rogresos que se realizan ayudarán a reducir la ansiedad de esta tipología de jefes y de este modo se les hace sentir parte del proceso.

En definitiva, aunque no es fácil de gestionar, este tipo de personas se suelen mover por la propia ansiedad que les produce el desempeño de su cargo por lo que implicarles en nuestro desempeño de manera regular informando periódicamente ayuda a relajar el ambiente de trabajo y disminuir la tensión.

Vía | HBR
Imagen | Milton Jung CBNSP
En Pymes y Autónomos | Recursos Humanos

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios