Emprender en 1982: Cristóbal Colón

Sigue a

La historia de La Fageda, me la comentó un amigo, había leído en un periódico que un psicólogo hace treinta años tuvo una idea al observar cómo eran tratados los enfermos mentales, como si no fueran personas válidas, por lo que trató de llevar más lejos los centros de laborterapia, que sólo servían para que las personas de las instituciones psiquiátricas tuvieran una ocupación más allá de pasear por el patio. Cristóbal creyó que esos talleres no era suficiente, aquello no era un trabajo de verdad.

Corría el año 1982 y el emprendedor Cristóbal Colón le planteó una idea al alcalde de Olot: montar una empresa con catorce personas enfermas pero útiles. Aunque tuvo que soportar que le miraran como si viniera precisamente de descubrir América y nadie le creyera, no abandonó el proyecto. Aquellas personas podían trabajar y él lo iba a demostrar.

La Fageda, algo más que una empresa

En La Fageda se ofrece algo más que yogures de alta calidad, en Cataluña ocupan el tercer puesto entre los fabricantes de los lácteos más vendidos, es también un espacio para dar trabajo tanto a personas con una discapacidad como las que no la tienen, de hecho, de 286 personas, 162 cuentan con un certificado de discapacidad.

En esta empresa todos los empleados se siente útiles, lo que comenzó como un espacio donde un grupo de personas especiales, se sintieran parte de la sociedad desempeñando un trabajo digno, se ha convertido en un ejemplo de superación y, sobre todo, de resultados económicos rentables. Se fabrican 45 millones de yogures al año que generan 11,5 millones de euros

En palabras de su fundador, La Fageda es más “un proyecto social que una empresa”. Pero no sólo de yogures viven estos trabajadores, hace relativamente poco se han embarcado en la creación de mermeladas que proceden de su propio huerto.

Las tareas del equipo de trabajo se desarrollan principalmente en el huerto (donde se recoge la materia prima) y en el obrador,donde se cocina y se elaboran las mermeladas,y los trabajadores son los encargados de toda la producción: desde la plantación y el cultivo del huerto, hasta la elaboración y empaquetado del producto final

A día de hoy donde las circunstancias son difíciles para todos, tanto el ideólogo como las personas que forman parte de la plantilla de La Fageda son todo un ejemplo a seguir, sobre todo porque nadie creía en ellos hace treinta años y muchos pensaban que fracasarían, pero hoy en día compiten con marcas de prestigio en el mercado.

A veces, los héroes, los personajes que nos sirven de inspiración están más cerca de lo que imaginamos.El caso de La Fageda es estudiado ya en muchas escuelas de negocios como el IESE y Harvard. A mí me resulta digno de admiración. Sobre todo por lo duros que fueron sus inicios con crisis y paro incluidos.

En Pymes y Autónomos|Cien medidas para emprender,Creatividad y negocio de la mano

Imagen|Youtube

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario