Sigue a

teletrabajo

Recientemente JM publicó una entrada en el que analizaba los resultados del informe publicado por Regus acerca de la incidencia del teletrabajo en la productividad de los teletrabajadores ,y que a mí, me planteó ciertas dudas acerca de los resultados que presenta el informe, y más aún, si representa la opinión de los empresarios.

Haciendo la “vista gorda” de que estos informes guardan verdades a medias y que los resultados están dirigdos hacia el interés o intereses de quienes los publican, para este caso, vender o alquilar espacios de trabajo u oficinas. Es cierto, sin embargo, que el teletrabajo entraña ciertos peligros y ventajas tanto para el trabajador como para el empresario como comentaba JM.

El eje fundamental sobre el que debe girar todo el concepto de teletrabajo es la disciplina. En este sentido, el mayor riesgo, y a la vez obstáculo, es no respetar horarios. La flexibilidad en los horarios la mayor parte de las veces perjudica al teletrabajador haciendo jornadas en ocasiones draconianas, para compensar otras jornadas testimoniales que en el cómputo global le lleva a tener un exceso de horas trabajadas en su haber.

La falta de adecuación del lugar, es cierto, en un porcentaje abrumador de casos y los efectos indeseados que conlleva, también. Pero, si realmente, el teletrabajo entrañara tantos riesgos, entonces no existirían ni consultoras ni auditoras, tal y como las conocemos, ya que consultores y auditores desarrollan el 90% de su trabajo en el cliente y no están sujetos a controles de presencia, que controlen sus jornadas, y la mayor parte de las veces, desarrollan su actividad en una sala de juntas que dista mucho del lugar de trabajo ideal, y por ello, ¿dejan de ser productivos?.

Imagen | sporras
En Pymes y Autónomos | Teletrabajo

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario