Compartir
Publicidad

Diseñar para el cliente

Diseñar para el cliente
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

El idealismo esta muy bien, y a veces a través del idealismo lograremos introducir algo que era inexistente o bien que no tenia una gran base. Incluso en muchas ocasiones luchando contra corriente lograremos hacer realidad aquello que todos nos decían que era imposible, pero como norma general haremos bien de pensar y diseñar los productos para el cliente, y no en base a nuestros deseos o sueños.

Es decir, podemos por ejemplo tener una muy gran idea en la cabeza, podemos tener un diseño “super mega guay” entre ceja y ceja que si este no tiene cabida en el mercado mejor que no lo hagamos, pues puede suponernos un auténtico batacazo.

No se trata de que no arriesguemos, al contrario, de la innovación, de lo diferente, de lo único salen grandes ideas, y de grandes talentos sale el futuro. Pero ahora bien de eso a querer imponer siempre nuestras preferencias, nuestras obsesiones en lugar de mirar de satisfacer lo que demanda el mercado media un trecho.

Al respecto, tenemos dos caminos, o bien diseñamos, creamos, y nos desarrollamos en planteamientos que solo nos gusten a nosotros, que nos divierta realizarlos a nosotros y probamos a ver si los logramos a colar en el mercado, o bien, somos más “vendidos” y lo hacemos pensando en los gustos del que nos compra. Yo sinceramente prefiero ser vendido pero rico, y cuando sea asquerosamente rico ya solo realizaré aquellos proyectos en los que creo, entonces podré permitírmelo.

En Pymes y autónomos | A veces diseño, a veces funcionalidad Imagen | criterion

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos