El efecto Pigmalión

Sigue a Pymesyautonomos

Si la memoria no me falla, entre algunos de los comentarista habituales tenemos algún psicólogo. El podrá explicar en los comentarios este efecto Pigmalión, también conocido (o relacionado) como efecto Halo o la profecía autocumplida, mil veces mejor que yo. O se que tomaros esta entrada como aperitivo, seguramente.

Quien más, quien menos puede intuirlo o haber oído hablar de ello. Robert Merton calificó con tal nombre las consecuencias que generan sobre el comportamiento de una persona las expectativas y las creencias que tenemos de la misma. Si creemos que esa persona va a triunfar, triunfará. Y también funciona a la inversa, como condicionante negativo. Es impresionante el experimento Rosenthal, que podéis leer en los links que os dejo más abajo.

Mi opinión, basada en la experiencia, es que sin magnificarlo, sin creer que se pude convertir en la única variable que condiciona el devenir de alguien, si que suele influir poderosamente. Y por ello, los responsables de equipos, aquellos que tienen gente a su cargo, deben de ser conscientes de su existencia y de las posibilidades que ofrece.

Coincido con Pepe López en que se deben dar cuatro circunstancias:

  • Creer en un hecho. (X es un excelente profesional)
  • Tener la expectativa de que se va cumplir (X va a demostrar que es un excelente profesional).
  • Reforzar la conducta de dicha persona conforme a dichas expectativa (voy a tratar a X como un excelente profesional)
  • Establecer un vínculo de dependencia entre ambas personas, más allá de una linea jerárquica en el organigrama.

A estas alturas, deberíamos darnos cuenta de que se trata de una poderosa arma para explotar las posibilidades de nuestra gente más allá de los limites aparentes. Pero su utilidad no acaba aquí. Conocer de su fuerza, nos servirá para estar alerta ante posibles deslumbramientos , positivos o negativos, sin base fáctica alguna. Es un fenómeno habitual, por ejemplo, en las en trevistas de trabajo, donde es posible que el entrevistador se vea afectado por el mencionado Halo que percibe en el entrevistado. A partir de ese momento, todo se interpretará de una determinada manera, con un determinado sesgo.

PD: Os dejo con un fragmento de My Fair Lady, el ejemplo hecho cine del Efecto Pigmalion.

En Pymes y autónomos | Manipula a tus empleados, Sentido común en las entrevistas de trabajo
Más información | Abilene Blog, psicoPedagogia.com
Enlace | Vídeo original YouTube

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios