Sigue a Pymesyautonomos

pagos

La Plataforma Multisectorial Contra la Morosidad (PMCM) ha realizado una propuesta para mitigar el efecto económico que sufren las empresas que han de adelantar el IVA de las facturas impagadas. Lo que solicitan es que sean los deudores los que abonen el IVA de esas facturas.

Se trata de hacer una inversión del sujeto pasivo para los casos en los que haya vencido el plazo legal de pago y la factura no haya sido abonada, desde ese momento será el moroso el que tendrá la obligación de ingresar el IVA y Hacienda le reclamaría a él ese pago y no a quien haya emitido la factura.

Este procedimiento ya se utiliza en la cancelación de las deudas hipotecarias entre promotores y bancos y se trataría de extenderlo a todas las operaciones comerciales en las que se incumpla la Ley en cuanto al plazo de pagos.

Habría que establecer un procedimiento para que las empresas pudieran registrar esas operaciones y que Hacienda tuviera conocimiento de las mismas para proceder a esa inversión del sujeto pasivo.

Esto no garantizaría el cobro de la deuda pero si evitaría que quien emite la factura no sólo se vea perjudicado por el retraso en el cobro sino que además tenga que ingresar el IVA de una operación que no ha cobrado.

Como ya hemos hablado varias veces esta cuestión está poniendo en muchas dificultades a las empresas y, a pesar de las promesas, la implantación del criterio de caja es muy complicada. Esta podría ser una alternativa que, en muchos casos, solucionaría el problema.

Vía | Cinco Días
En Pymes y Autónomos | Los asesores fiscales opinan sobre la aplicación del criterio de caja en el IVA
Imagen | Visentico / Sento

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario