Compartir
Publicidad

La CEOE plantea regular el derecho a huelga

La CEOE plantea regular el derecho a huelga
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras los cambios introducidos en la última reforma del mercado laboral parece haberse reactivado del movimiento sindical y ya suenan ecos de huelga general. En esta tesitura, el presidente de la CEOE Juan Rosell parece no estar muy dispuesto a enfriar la situación, y ha reabierto el debate sobre el derecho a huelga.

Para políticos como Llamazares, esta propuesta atenta contra la propia constitución española, aunque otros como Duran i Lleida parecen favorables a una regulación que anteponga el interés general al derecho a huelga.

En el caso de Duran, sus manifestaciones vienen como respuesta a la convocatoria de huelga en el transporte público de Barcelona para el final de febrero, coincidiendo con el World Mobile Congress, evento que también ha sido utilizado en la argumentación de Juan Rosell.

Aún así, resulta imposible desvincular estas palabras del malestar público tras las modificaciones del mercado laboral, por lo que podría suponer echar más leña al fuego de la movilización prevista para el 19 de febrero y de la posible huelga general que podría estar fraguándose.

En ningún caso se habla de suprimir el derecho, pero sí de regularlo aunque no nos dan más pistas sobre de qué manera proponen hacerlo. Aún así, no creo que propuestas como la de la CEOE nos ayuden a salir del agujero y puede que solo calienten más la situación.

Me preocupa que la fuerza laboral comience a ser percibida como un gasto y no como una entidad con fuerza propia capaz de impulsar a las organizaciones y a los países mediante la motivación y el rendimiento.

Las políticas de crisis parecen obsesionadas con minimizar el gasto directamente económico a cualquier precio, aunque esto pueda tener efectos perniciosos en la economía nacional y en el bienestar de sus ciudadanos, que además podrían ver recortado su derecho a quejarse.

La pequeña metáfora del perro

Luis tenía un perro al que siempre tenía atado en su terraza. Apenas le dedicaba tiempo y el perro ladraba desesperado ante su precaria situación.

El dueño escuchaba aquel ruido de forma continua e intentaba silenciarlo con algunos golpes hasta que decidió hacerle una Cordectomía para acabar con aquel molesto ruido. No fue sencillo encontrar un profesional dispuesto a cortar las cuerdas vocales del animal, pero finalmente lo logró.

Tras la operación, el dueño estaba algo más tranquilo pues las molestias se habían reducido de forma considerable, por lo que pensó que podría acercarse para premiarle con una caricia, momento en el que recibió un mordisco. Se dio cuenta de que aunque pudiera callarle no podría cambiar el problema ni la rabia del animal, por lo que decidió sacrificarlo.

El veterinario, que ya había avisado de que la cirugía no acabaría con el problema, se negó a sacrificar al animal ante el enfado de Luis. Siguió buscando alguno que lo hiciera y comprobó que la mayoría se alarmaba al ver las heridas en el cuello causadas por la cadena a la que estaba atado, así como las heridas mal curadas de la operación:

"Este perro podría haber sido su mejor amigo, podría haberle ayudado en el trabajo y habría estado encantado de hacerle compañía. Sin embargo, lo mantuvo atado y silenciado... sin cariño, sin pensar en sus necesidades... ahora no puede esperar que sea dócil de un día a otro, pero incluso él puede cambiar poco a poco. Necesita ejercicio, una vida activa y variada..." Al final, Luis encontró a uno dispuesto a hacerlo, aunque entonces los ladrones entraron a su casa.

En Pymes y Autónomos | ¿Es la huelga la solución?, Huelga general: manual para las empresas, ¿Puede un empresario autónomo hacer huelga? Imagen| Néstor

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos