Publicidad

La Seguridad Social, déficit coyuntural o quiebra técnica del sistema
Vocación de empresa

La Seguridad Social, déficit coyuntural o quiebra técnica del sistema

Publicidad

Publicidad

Para muchos autónomos aumentar la base de cotización para acceder a una mejor pensión llegado el momento de la jubilación es una decisión difícil. Sobre todo porque si tienen posibilidad pueden gestionar planes privados que complementen la pensión que recibirían del estado. Sobre todo porque el futuro del sistema no está nada claro. Lo interesante sería saber si tiene o no solución, si la Seguridad Social tiene un déficit coyuntural o quiebra técnica del sistema.

En palabras de la Ministra del ramo en un curso de la Universidad Menéndez Pelayo sobre el futuro de la Seguridad Social, se trata de un problema coyuntural. No se trata de que se pague mucho en pensiones, sino de ingresos en el sistema. La cuestión es equilibrar ambas partidas y cómo hacerlo.

Un sistema de pensiones cuyo gasto no parará de aumentar

Porque con la llegada de la jubilación de la generación del baby boom, el gasto en pensiones en nuestro país no va a parar de crecer. A esto se suma la incorporación progresiva de las mujeres al mercado laboral que ahora comienzan a jubilarse. Esto hace que el gasto en pensiones sea una partida que no parará de crecer en los próximos años.

El gasto en pensiones no dejará de crecer en los próximos años

Por mucho que mejoren los salarios será muy complicado equilibrar el sistema solo con las cotizaciones. Se necesitarían más cotizantes por cada pensionista, algo que no parece que vaya a ocurrir según todas las predicciones. En el mejor de los casos mediante las cotizaciones se pueden pagar las pensiones de forma ordinaria, pero no los gastos extraordinarios que se generan con pagas extras. Y todo esto con una buena marcha de la economía.

Más ingresos y menos gasto, no existe un única solución

Por lo tanto se asume "de facto" una quiebra técnica del sistema tal y como está planteado hoy en día, al considerar indispensable inyectar dinero de otras partidas, ya sea la hucha de las pensiones, actualmente casi agotada, o vía impuestos. Esta última parece la solución más viable, pero será algo que tendrán que negociar en el Pacto de Toledo en los próximos años de forma urgente.

Se podrían tomar otras medidas, como sacar las pensiones no contributivas del sistema, ya que si no se ha cotizado no parece lógico que se financie a través de este sistema y sí vía impuestos. Lo mismo podríamos decir de medidas como la tarifa plana, una medida que no tendría que financiar necesariamente la Seguridad Social.

Otras medidas como cambiar la base del cálculo de la pensión con toda la vida laboral o retrasar la edad de la jubilación pueden suponer una forma de contener el gasto en pensiones, pero no será una solución definitiva.

Lo que está claro es que por mucho que todo el mundo mire hacia otro lado, el problema sigue estando encima de la mesa. Y no se puede dilatar su solución ni pensar que la mejora de los salarios, luchar contra el fraude en la contratación o un descenso del paro, al menos al ritmo actual, será la solución definitiva. Puede ser un alivio para el sistema, pero no la solución definitiva.

Imagen | Jan Kroon

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir