Compartir
Publicidad

Los techos del emprendedor: el break even

Los techos del emprendedor: el break even
1 Comentarios
Publicidad

La primera fase crítica, que supone el primer techo para el emprendedor es el punto cero. Una vez que este se supera el siguiente hito y que puede suponer otra barrera que hay que romper es el break even.

Entendemos por break even como el momento en que la empresa consigue el equilibrio y los ingresos que ésta obtienen son suficientes para cubrir sus gastos. El riesgo de llegar a este punto es que el emprendedor se relaje y crea haber llegado a un situación de estabilidad que le haga conformarse con lo conseguido, sin tener en cuenta que este equilibrio puede ser muy frágil.

En este punto influye mucho la mentalidad del emprendedor. Algunos pueden empezar su negocio con un objetivo de autoempleo, por lo que llegados a este punto pueden pensar que han logrado su objetivo y su intención será sólo mantenerse. Este perfil es el que puede tener más dificultades para romper este techo.

El problema del conformismo llegados a esta fase es que el equilibrio no supone una situación de fortaleza de la empresa. Si el negocio sólo tiene capacidad para cubrir gastos no generará capacidad para invertir, con el tiempo pueden ser necesarias mejoras en la empresa y en esta situación podría no se posible afrontarlas. De igual manera el negocio será mucho más vulnerable a cualquier incidencia del mercado.

Además el break even es un gran problema para aquellos proyectos en los que ha habido la aportación de un inversor. El emprendedor puede estar muy contento porque en esa situación pueda disfrutar de unos ingresos más o menos estables pero el inversor ha aportado capital para obtener una rentabilidad y ésta sólo se consigue cuando aumentan los beneficios. Si los objetivos de ambas partes no están alineados es seguro que habrá problemas.

Este techo puede ser más psicológico que real. La capacidad para superarlo o chocar contra él va a depender más de la actitud del emprendedor, de su ambición o de la concepción que tenga del negocio. El problema del punto de equilibrio es que si no hay una estabilidad real en cualquier momento éste puede romperse.

En Pymes y Autónomos | Emprendedores e inversores: tú a Boston y yo a California Imagen | FreeCat

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio