Compartir
Publicidad

La desconfianza y el emprendedor

La desconfianza y el emprendedor
0 Comentarios
Publicidad

Cuando se inicia o acomete algo nuevo hay una incertidumbre subyacente acerca de cuál será el resultado que se logrará en dicha aventura.

Sin embargo, una cosa es incertidumbre y otra muy distinta, el miedo y la desconfianza. Estos son los peores enemigos de un emprendedor y con ellas, mejor no iniciar en el emprendimiento.

Tener seguridad en lo que se hace, en cómo se hace y en uno mismo. Ese es el pilar que va a sustentar tu negocio.

Si se tienen valentía y confianza en el proyecto son avales suficientes para iniciar nuestra actividad, siempre teniendo en cuenta que no siempre las cosas saldrán tal y como tenía trazado en su plan.

El mercado, los negocios, la empresa, etc., están vivos y, por tanto, la posibilidad de cambios siempre estarán latentes y, casi siempre, de una forma imprevisible.

Si esto sucede y nos invade la inseguridad y la desconfianza podemos estar casi seguros de nuestro negocio zozobrará y será dificil que seamos capaces de tomar las riendas de la situación para encauzarla convenientemente.

Imagen | Arya Ziai En Pymes y Autónomos | Cuándo desestimar una idea de negocio

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio