Compartir
Publicidad

Emprender bajo la disciplina del éxito

Emprender bajo la disciplina del éxito
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El objetivo cuando se funda una empresa es la rentabilidad y alcanzar éxito empresarial, sin embargo, el porcentaje de éxito de una empresa cuando comienza su andadura es bastante escaso.

De hecho, casi la mitad de los nuevos negocios que se ponen en marcha no llegan al primer año. Aunque nada puede garantizar el éxito, es como la inspiración para lo artistas, lo importante es qeu cuando llegue te encuentre trabajando.

Para que esto ocurra lo más importante es tener una disciplina, casi férrea, de trabajo.

Elementos que definen la disciplina de emprendimiento

  • Tener un enfoque claro y una estrategia definida

El mercado está lleno de empresas del mismo sector, la clave del éxito de unas con respecto a las otras es una buena definición del mercado al que se dirigen. Esto es lo que permite definir una buena estrategia de diferenciación respecto a la competencia.

  • Diferenciarse a través de competencias únicas

Hoy por hoy la similitud entre productos y servicios es cada vez más homógenea, tanto en calidad como en precio. Por eso, la diferenciación es su activo principal y lo que les dota de exclusividad frente a los ojos de los clientes. Siempre hay una habilidad en la que tu empresa es mejor que el resto, puede ser la atención al cliente, la presentación de los productos, la calidad del servicio, etc.

  • Tener una buena gestión empresarial

Es importante tener en cuenta la información operativa de la empresa y establecer unos objetivos periódicos de ventas, costes y gastos. Aunque parece un punto sencillo, cuando se comienza se suele subestimar, por lo que es conveniente evitar y que todo emprendedor da por hecho cuando comienza su aventura empresarial, sin embargo muchos lo pasan por alto por considerarlo demasiado sencillo. .

  • Crecimiento de la empresa por el talento de los empleados

Un negocio no crece por la habilidad y competencia de una sola persona, si no por la del grupo que la forma. Por eso, es importante buscar un equipo de trabajo bien dimensionado, competitivo y compensado que se impliquen en la empresa y compartan el deseo de crecer profesionalmente.

En definitiva, emprender es difícil y las oportunidades de triunfar y fracasar se encuentran divididas al cincuenta por ciento, el trabajo, dedicación y disciplina que pongamos en nuestro desempeño será lo que permita que la balanza se incline hacia uno u otro lado.

Imagen | Claire_Sambrook

En Pymes y Autónomos | La clave del éxito: tráfico, conversión y recomendación,

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio